Grandes obras de urbanización para San Rafael

Están dentro del Programa de Mejoramiento Barrial en los asentamientos de El Molino y Pobre Diablo de San Rafael.

El Intendente Emir Félix  firmó junto al Gobernador de Mendoza, Francisco Pérez,  los contratos que autorizan el inicio de las obras .

“Ambos barrios pasarán a ser una postal del pasado para convertirse en sectores iluminados con seguridad e infraestructura de servicios”, destacó Félix.

La urbanización se hará con aportes del Gobierno Nacional, de la Provincia de Mendoza y del municipio, y contempla la construcción de 31 viviendas, jardines maternales, playones deportivos, salones de usos múltiples y la ampliación y conexión de nuevas redes de cloacas y agua potable.

En los pliegos licitatorios se establece la construcción de la red domiciliaria de gas para los vecinos de El Molino y Pobre Diablo, el hormigonado y ensanche de calles, desagües, paradas de colectivos, colocación de contenedores y señalización de arterias, entre otros servicios.

Se ejecutará además la apertura de la avenida El Libertador, que se constituirá en un nuevo ingreso a San Rafael.
De acuerdo a estimaciones oficiales, las obras beneficiarán a unas 1.000 familias de los barrios ubicados en Ciudad (El Molino) y Rama Caída (Pobre Diablo).

“Este es un gran día para todo el departamento; se trató de un proceso administrativo muy largo que por fin está concluyendo «, expresó Félix y añadió que se trata de una de las obras más importantes a nivel provincial a realizarse en el marco del Programa de Mejoramiento Barrial».
A su lado, el Gobernador Pérez destacó los logros que reúne la firma de contratos: a).- Las familias pasarán a ser propietarias de las tierras en las que viven desde hace 40 años, b).- Se contratará mano de obra de los barrios beneficiados, c).- La gente de la zona se capacitará en oficios, d).- Los materiales necesarios para las obras (hormigón, cemento, maderas, hierros) se adquirirán en los comercios sanrafaelinos.

Presentes en el acto, se hicieron oir las improvisadas hinchadas de los barrios contemplados en el Promeba.

La empresa Laugeros Construcciones se hará cargo de la urbanización de El Molino y Efede SRL de Pobre Diablo. La inversión en ambos conglomerados ronda los 54 millones de pesos.

Pero la comuna de San Rafael también hará su aporte: invertirá 7 millones en la construcción de nuevos espacios verdes, jardines maternales y playones deportivos.

Los vecinos de El Molino esperaban desde hace décadas el inicio de estas obras y, en más de una oportunidad, llegaron a descreer de las promesas de los políticos.

“Estamos muy contentos porque finalmente comienza esta obra que va a ayudar muchísimo al barrio y a la comunidad, que pasará a tener una mejor calidad de vida”, dijo la delegada local Miriam Oro quien, como vecina, reclamó en más de una oportunidad el inicio de los trabajos.

Y entre lágrimas de emoción y esperanza añadió que “vamos a empezar a vivir dignamente, con viviendas, calles en condiciones y chicos haciendo deportes en una cancha en serio y no en cualquier lado”.

La responsable social del Promeba, Silvia Sorroche, expresó que aproximadamente hace 6 años comenzó la formulación de ambos proyectos y que se trabajó junto a arquitectos, ingenieros, paisajistas, asistentes sociales, proyectistas y, claro está, con el vecindario.

El Molino y Pobre Diablo
 
El aporte del Gobierno Nacional a la urbanización de El Molino y Pobre Diablo incluye nuevas líneas de media tensión y la ampliación de otras de baja tensión, construcción de acequias, redes de gas, agua, cloacas, alumbrado y arbolado público, salones de usos múltiples y mejoras en la red vial y peatonal.

La provincia será la responsable de levantar 31 viviendas (28 para El Molino y 3 para Pobre Diablo) y la Municipalidad de San Rafael se encargará de nuevos espacios verdes, playones deportivos, guarderías, erradicación de basurales, cegado de pozos sépticos, conexiones domiciliarias; etc.

Temas relacionados