Gustavo Mátar: Le quitaron Canal 6

El Canal 6 de San Rafael, volvió a manos de Vila, Manzano, o sea al grupo Uno. El empresario Gustavo Matar se había hecho cargo. Pero  no pudo cumplir con los pagos. Está imputado por fraude al Estado en una causa por supuestos sobreprecios en la publicidad.

La venta de Canal 6 de San Rafael al empresario sureño Gustavo Matar, imputado por supuestos sobreprecios en una causa de publicidad oficial junto a tres ex funcionarios, fue sido cancelada de acuerdo a fuentes vinculadas al negocio. Canal 6 es propiedad del grupo Vila Manzano, y Daniel Vila ha estado tratando de vender el medio para cumplir con la Ley de Servicios Audiovisuales.

Según la información circulante, Matar no habría cumplido ni con pagos consecutivos de 750.000 dólares que debía hacer por la emisora, ni con el primer pago -inicial- de 16 millones de pesos. Canal 6 es una de las emisoras de aire importantes en la provincia, aunque cuenta con equipamiento vetusto y escasa tecnología, lo que requiere de grandes inversiones. Además, no consigue suficientes anunciantes en el mercado, ni de índole privada por la escasa magnitud del negocio, ni de la pública a causa de los vaivenes políticos de la compra.

Un gerente del Grupo Vila, Daniel Caretti, retomó el control de la emisora en las últimas horas. De hecho, Vila habría seguido pagando los salarios del personal desde abril a la fecha.  El ejecutivo designado por Vila tomó contacto con los anunciantes para reconstruir la pauta publicitaria del negocio.

Matar no habría conseguido los aportes necesarios, para continuar con la operación, y además se le cerró la “canilla” de publicidad oficial luego de que fuese imputado por supuesta defraudación por el fiscal Santiago Garay, junto a Alejandro Cazabán, Pablo Catania y Ricardo Fúnez.

Cazabán, ex secretario general de la gobernación, había acusado al empresario propietario de Canal 9, Sigifredo Alonso, de estar “detrás de esta operación”. La compra venta del canal había motivado una fuerte pelea en el peronismo, y estuvo sobrevolando la interna del PJ sureño en los últimos meses.

Como sea, Matar tuvo dificultades desde que está imputado. No sólo lo corrieron de lugar como proveedor del Estado mendocino, sino que el Banco Nación y un banco privado de primera línea le inmovilizaron sus cuentas. Uno por pedido de la justicia, y otro por decisión comercial.

Ahora, con el Canal 6 nuevamente en manos del grupo Vila, habrá que ver quién aparece interesado en la compra de la emisora sanrafaelina, para cumplir las pautas de la ley de medios.

Comentar

comentarios

Temas relacionados