Guzmán logró canjear el 45% de las Lecaps y reducir la deuda en $2.000 millones

Analistas de mercado no recomendaban a los acreedores entrar en el canje porque significaba hasta 20% de pérdida. Los inversores prefirieron la Lebad más corta.

El Ministerio de Economía informó este lunes que logró reducir la deuda pública de corto plazo en pesos por unos $1.978 millones y estirar al menos 6 meses los vencimientos del 46,5% de las Letras reperfiladas por Hernán Lacunza en agosto pasado. Es decir que el canje de Letras le permitió reducir 0,9% el stock de esta deuda de corto plazo heredada del año pasado.

Martín Guzmán debía afrontar entre febrero y abril el vencimiento de $214.000 millones de Letras Capitalizables en pesos (Lecaps), cuyo pago había sido suspendido y postergado seis meses por su antecesor. Por eso el viernes pasado llamó a un canje voluntario de deuda que, como anticipó LPO, permitiría postergar a septiembre y diciembre los vencimientos de cinco series de Lecaps mediante dos Letras a tasa Badlar (Lebads) más un spread.

Sin embargo, en el mercado la oferta no resultó demasiado tentadora. Por ejemplo, Balanz Capital explicó en la previa a la licitación que: “En relación al canje de Lecaps, creemos que la oferta no es atractiva para el inversor, y nuestra sugerencia mantener las letras o bien venderlas en el mercado secundario y posicionarse en bonos a tasa variable de otros emisores”.

“Esto se debe a que la relación de canje es el valor de mercado de las letras, implicando quitas nominales de entre 5% y 20%, y además pensamos que el valor de mercado de las Lebads será por debajo de la PAR. En cuanto al monto de Lecaps invitadas a participar, acumulan un total de ARS179mmn, 44% del stock total de letras, y alrededor de 10% de la base monetaria actual, con vencimientos en los siguientes tres meses”, agregó el comunicado semanal del bróker.

Así y todo, el Ministerio de Economía recibió un total de 263 ofertas “por un total de VNO de las LECAPS de $ 99.612 millones, lo que redunda en una reducción del stock de deuda de $1.978 millones y una extensión de plazos en términos de vida promedio calculado a la fecha de liquidación”.

Por la Letra en pesos que paga 400 puntos básicos sobre la tasa Badlar (que vence el 18 de septiembre) se recibieron $43.404 millones de valor nominal de Lecaps, mientras que por la Lebad que paga 550 puntos y vence el 22 de diciembre, se recibieron $56.207, 5 millones de valor nominal.

En ambos casos, la Lecap más canjeada fue la que debía pagarse originalmente el 11 de marzo de 2020 y, en segundo lugar, la que vence el 26 de febrero próximo.

Esto redundó en una reducción de la deuda por el canje de $641 millones y de $1.337 millones respectivamente.

Tanto en el mercado como el el gobierno celebraron el avance de la formación de la curva en pesos. Según puso saber LPO, el 80% de las suscripciones fueron de privados (fondos, aseguradoras, bancos), en tanto que el Banco Central también participó por haber absorbido en su momento estas Lecaps reperfiladas para que los fondos comunes de inversión que tenían estos instrumentos (típicamente T+1) permitieran la salida de los cuotopartistas a fines de agosto pasado.

“Se logró el objetivo de construir un perfil de la deuda mejor distribuido al pasar desarmar el pico de $85.000 millones que vencían entre el 13 de febrero y el 8 de mayo y suavizarlo hasta septiembre y diciembre; pero también con una menor tasas de la que venían pagando las Lecaps”, dijo un funcionario de Economía

Fuente LPO

Leonardo Chialva@leochialva 
Tremendo el resultado del canje. Nadie esperaba un éxito con casi 100 mil palos canjeados. Sigue la normalización del disparate del reperfilamiento de los Pesos. 👏🏻👏🏻👏🏻

View image on Twitter

Comentar

comentarios

Temas relacionados