Hacen diálisis a una prematura en un hospital público

 

Por primera vez en Mendoza le hacen diálisis a una beba prematura

Un equipo especial estuvo a cargo del procedimiento en el Lagomaggiore. Alma nació de 26 semanas el pasado 9 de octubre y pesó 810 gramos.

imagen

Alma nació el pasado 9 de octubre con tan sólo 26 semanas de gestación y pesó 810 gramos. Su corto andar en este mundo no ha sido fácil. El diagnóstico apenas nació no era alentador:infecciones múltiples y una afección cardíaca que le comprometía el funcionamiento de los riñoñes. “Es una beba prematura extrema”, aclaró el director del hospital Lagomaggiore, Fernando Vera Vázquez.

Desde el parto hasta ahora está recibiendo todos los cuidados propios de su condición en la sala de neonatología del nosocomio y hace cuatro días los especialistas dieron por superadas las infecciones.

El martes último, Alma fue sometida a una operación de baja complejidad para cerrar el ductus -la comunicación que normalmente existe entre el sistema arterial pulmonar y la aorta durante la vida fetal que persiste después del nacimiento- que tenía en su corazón. Después, la nefróloga Elena Malenchú determinó que la pequeña necesitaba diálisis por la gravedad de la lesiones que tiene en los riñones.

Finalmente, este miércoles le practicaron -por primera vez en Mendoza- diálisis a un bebé prematuro extremo.

La beba actualmente tiene 30 semanas gestacionales y pesa 1,300 kilogramos. A diferencia de una sesión de diálisis para un adulto, en el procedimiento intervino un equipo médico conformado por la nefróloga, la jefa y subjefa de neonatología Mónica Rinaldi y Gladis Ferreira, y los doctores Marotta y Sanmartino.

Le colocaron un catéter en el abdomen para hacer un recambio de fluidos con un líquido de diálisis para sacar los fluidos residuales que la bebé no puede eliminar”, comentó el directos del Lagomaggiore. “Para la práctica hay que anestesiar a la bebé y dura entre 30 y 40 minutos”, aclaró.

Ayer, Alma recibió su segunda sesión de diálisis y aunque su diagnóstico es reservado los médicos aseguran que evoluciona favorablemente.

Bebé prematuro

Los recién nacidos son prematuros cuando el parto tiene lugar antes de que se hayan completado las 37 semanas de gestación. Normalmente el embarazo dura unas 40 semanas.

Los recién nacidos prematuros no están totalmente preparados para la vida extrauterina. Sufren hipotermia (enfriamiento) con más facilidad y pueden necesitar más ayuda para alimentarse que los niños nacidos a término. Como su organismo todavía no está plenamente desarrollado, pueden tener problemas para respirar y sufrir otras complicaciones, como las infecciones.

El prematuro según la edad gestacional se puede clasificar en:

– Prematuro límite, entre la 37-38 semanas, en general sin complicaciones importantes.

– Prematuro moderado, entre la 31-36 semanas.

– Prematuro extremo, entre la 24 y 30 semanas, los cuales están en el límite de la viabilidad, sobre todo los menores de 27 semanas.

FUENTE: DIARIO LOS ANDES

 

 

Temas relacionados