Hidrocarburos: aprobarían hoy pero con duros rechazos de la oposición

En un debate que se prevé arduo y extenso, el Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados buscará sancionar hoy la reforma a la Ley de Hidrocarburos, que conseguiría sólo con votos propios y de bloques aliados.

Con ese fin, el oficialismo convocó a una sesión especial para 11.45, donde también se aprobará un proyecto que autoriza a la presidenta de la Nación a ausentarse del país en 2015 por razones de Gobierno.

La reforma petrolera es rechazada por todo el arco opositor, que sostiene que la iniciativa avasalla las autonomías provinciales y sólo beneficia a las empresas, además de “blanquear” las condiciones del polémico acuerdo firmado entre YPF y Chevron por Vaca Muerta.

En la vereda de enfrente, el oficialismo asegura que la norma abrirá a las inversiones que se necesitan para recuperar el autoabastecimiento energético, y que garantizará un proceso de licitación competitivo.

Pero a la hora de votar, el kirchnerismo no contará con el apoyo habitual del Movimiento Popular Neuquino, que se alineará con el rechazo planteado en el Senado por el sindicalista petrolero Guillermo Pereyra.

El proyecto fue acordado tras varios meses de negociaciones entre la Casa Rosada y los gobernadores de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI).

El texto fija nuevos plazos para las concesiones, ampliados y diferenciados según el tipo de explotación: 25 años para los yacimientos convencionales, 35 para los no convencionales y 30 para los desarrollos off-shore en la plataforma marítima argentina. Las provincias podrán otorgar prórrogas de 10 años a las empresas que cumplan con las inversiones.

Además, acorta los plazos de los permisos con la finalidad de incentivar las inversiones en la etapa de exploración. Estas no podrán ser inferiores a 250 millones de dólares, en todos los casos.

Para adjudicar las concesiones, el texto establece un mecanismo de licitación competitiva, de modo de otorgarlas a las empresas que ofrezcan la mayor inversión.

Para las nuevas licitaciones, en tanto, el proyecto suprime las reservas de áreas, mientras que las empresas provinciales “podrán participar en la etapa de desarrollo de los proyectos de acuerdo a su inversión”.

También se fija un plazo de seis meses una vez sancionada la nueva ley para elaborar un «pliego modelo» a ser aplicado en futuras licitaciones en todas las jurisdicciones.

El proyecto establece que el concesionario de explotación pagará mensualmente al concedente en concepto de regalía un 12 por ciento.

Por cada prórroga otorgada, las provincias podrán incrementar en un 3 por ciento las regalías, pero con un tope del 18 por ciento.

COMPROMISO PARA SU DEROGACIÓN  

El diputado nacional Claudio Lozano, jefe del bloque Unidad Popular, llamó a la oposición a firmar un compromiso público para derogar la nueva Ley de Hidrocarburos en caso de llegar a la Presidencia en 2015, si el oficialismo consigue aprobar la reforma.

Lo hizo a través de una dura nota que envió este lunes a los integrantes de todas las bancadas de la oposición, en vísperas de la sesión de este miércoles, donde el Frente para la Victoria conseguiría sancionar la norma con votos propios y de aliados.

“En nombre de la preservación y salvaguarda de los vitales y estratégicos intereses del pueblo de la Nación Argentina, hacemos un llamado al conjunto de la dirigencia política, social, económica y cultural de nuestro país y, específicamente, a los legisladores nacionales, a los efectos de alcanzar un compromiso de orden público, para impedir la sanción de la Ley de Hidrocarburos”, indica el texto.

Y agrega que “si la mayoría oficialista lograra aprobarla, convocamos a comprometernos con su inmediata derogación en el 2015, luego de la realización de las elecciones nacionales y de la consecuente asunción de los nuevos legisladores”.

El bloque de Lozano –que integran Víctor de Gennaro y Antonio Riestra- firmó un dictamen de minoría en rechazo al proyecto del Poder Ejecutivo.

En la misiva presentada el  lunes, los diputados argumentan que la propuesta oficial “establece la generalización de beneficios promocionales e incentivos dirigidos a las grandes empresas del sector”.

Además, denunciaron estar ante “un inédito y vergonzoso trámite exprés, lo que no sólo ha impedido un debate público fundamental para el futuro de nuestro país, sino que ha lesionado gravemente el derecho de acceso a la información por parte de nuestro pueblo”.

“Queremos alertar a toda la población sobre un nuevo retroceso, que este proyecto pretende consagrar, en materia de soberanía sobre los bienes que, como los hidrocarburos y la energía en general, no deben considerarse mercancías sino bienes comunes, además de recursos estratégicos”, explicaron.

El bloque Unidad Popular consideró que “la aprobación de esta nueva ley se ha hecho a espaldas de buena parte de los Estados provinciales no productores y consumidores de hidrocarburos, vulnerando, de esa manera, elementales compromisos de concertación propios de un país federal”.

También advirtió que la reforma “ha ignorado gravemente la problemática medioambiental asociada a la potencial masificación de la técnica extractiva de la fractura hidráulica como método para la explotación de los hidrocarburos no convencionales”.

“A su vez, esta ley prohíbe insólita e injustificadamente la reserva de áreas de producción de hidrocarburos a favor de las empresas nacionales y/o provinciales en las que el Estado tenga participación bajo cualquiera de las formas jurídicas existentes debilitando tanto el control y planificación públicos de la actividad hidrocarburífera, como la adecuada regulación normativa, ambiental y económica”, indicaron los diputados.

«SE ESTAN ROBANDO EL PAIS». 

El senador nacional y líder de Proyecto Sur Fernando “Pino” Solanas y la diputada Alcira Argumedo denunciaron este lunes que “las petroleras se están robando el dinero de todos los argentinos”, en vísperas del tratamiento de la nueva Ley de Hidrocarburos, que la Cámara baja sancionaría este miércoles.

Ambos encabezaron una audiencia pública titulada “No a la Ley de Hidrocarburos” en el Anexo de la Cámara de Diputados, donde rechazaron el proyecto del Poder Ejecutivo.

Argumedo manifestó su rechazo a la reforma hidrocarburífera impulsada por el kirchnerismo: denunció que “esta iniciativa será una entrega a perpetuidad de los recursos de petróleo y gas del país” y advirtió que “YPF dejará de tener el sentido nacional con la que fue creada y pasará a ser solo un sello vacío”.

Con relación a las regalías, la socióloga sostuvo que “se fijan en 12% y pueden ser disminuidas hasta 6%. Esto contrasta con la política de hidrocarburos de Bolivia, que son fijadas en un 50%”. “La pérdida de la renta petrolera y gasífera supera los u$s 450 mil millones. De aprobarse el proyecto, el despojo será varias veces mayor”, alertó Argumedo.

Solanas, por su parte, denunció que “las petroleras se están robando el dinero de los jubilados, de las escuelas y de los hospitales. Las transnacionales se quedan con casi la totalidad de la renta en su bolsillo. Estamos en un robo descarado del patrimonio nacional. Es una decisión que juega con el futuro de tres generaciones”.

“Vamos a tirar abajo la reforma oficial para que no avancen las multinacionales y terminaremos con este sistema de concesiones petroleras, las vamos a expropiar e indemnizar y pero ya no serán concesiones, serán contratos de obras y servicios y la renta quedará para la Nación”, finalizó Solanas.

 

Temas relacionados