Hiperhidrosis o sudorización excesiva

Hiperhidrosis o sudorización excesiva

*La sudoración es un fenómeno fisiológico que mantiene la temperatura corporal eliminando el calor sobrante del cuerpo.

El sistema nervioso autónomo estimula a las glándulas sudoríparas, cuando este estímulo aumenta, se produce un exceso de sudoración o Hiperhidrosis.

Puede afectar cualquier parte del cuerpo. Las zonas más frecuentemente comprometidas son: axilas, palmas de las manos, cara y planta de los pies.

La Hiperhidrosis produce alteración de la autoestima, inhibición social y problemas laborales; porque la persona que la padece tiene su cuerpo, sus manos y su ropa mojada.

Dicha patología puede desencadenarse en la infancia o adolescencia, por cuadros de stress emocional, ansiedad, esfuerzo físico. Pero se conoce que tiene una tendencia familiar y se manifiesta en el 0,5% de la población.

También puede ser la manifestación de otro proceso patológico como hipertiroidismo, terapia hormonal, menopausia, obesidad, enfermedades psiquiátricas.

Respecto a su diagnostico el médico confecciona una Historia Clínica, investiga la historia familiar y estudios de laboratorio y desarrolla un test para medir la Escala de Severidad de la Hiperhidrosis.

Los Niveles son:

Nivel 1 La sudoración no es notable y no interfiere con la actividad diaria.

Nivel 2 La sudoración es tolerable pero a veces interfiere con la actividad diaria.

Nivel 3 Sudoración poco tolerable y frecuentemente interfiere con la actividad diaria.

Nivel 4 Sudoración intolerable y siempre interfiere con la actividad diaria.

TRATAMIENTOS

1- Antitranspirantes con cloruro de aluminio al 20% en alcohol, se coloca una capa en palmas, plantas y axilas.

2- Realización de Depilacion Definitiva para evitar la foliculitis.

3- Toxina Botulínica – BOTOX® – La solución mas efectiva y duradera. Produce un bloqueo temporal de los nervios que estimulan las glándulas sudoríparas, por lo tanto bloquea la liberación del sudor. Sobre esa zona se inyecta el BOTOX® con micropunturas intradérmicas.

El efecto se nota entre los 2 y 4 días, es completo a la semana y dura entre 4 y 8 meses. Esta contraindicado en mujeres embarazadas, en período de lactancia, en pacientes con Miastemia Gravis o si toman medicamentos que interfieren en la transmisión neuromuscular.

*por la Dra. Natalia Carballo Gais para Día del Sur Noticias

Temas relacionados