Historia de San Rafael: la bodega Bentos y su transformación en Arráez

*En el distrito Las Paredes existe una calle cuya denominación es muy antigua, tal es así que muchos vecinos ignoran el por qué de su nombre.

La calle se llama Bentos y existe una bodega que se dice era de un hombre con ese apellido.Me fue muy difícil hallar datos sobre esta bodega, en apariencia es de antigua data.

Lo único que pude averiguar es que, alrededor de 1915, vivió en esa zona un Benito Bentos, a quien José Cortizo, el constructor de bodegas de esa época, le hizo una hermosa casa y le arregló unas piletas, por lo que deduzco que ya era dueño de una bodega.

En un censo realizado por el Diario El Comercio en 1925, aparece un José Salvio Bentos, quien tenía unos viñedos en Las Paredes. Posiblemente haya sido el hijo de don Benito.

Pasaron muchos años y esa propiedad fue adquirida por Valentín Rúa y a su muerte quedó en manos del Banco Hipotecario.Esto pasó con muchos de los propietarios de ese entonces, por lo que es posible que Rúa contrajera créditos que no pudo pagar y perdió su propiedad.

Durante el año 1946, José Salvio Pelegrino Bentos, con domicilio en Buenos Aires y perteneciente a la sociedad propietaria de las famosas firmas de casas de modas de Buenos Aires, Modart y Etam, adquirió una propiedad que antiguamente perteneciera a los señores Juan Oribe y Valentín Rúa, junto con unas tierras que plantó con viñedos, donde estaba situada la bodega antes citada.

Dudas

¿Este señor era hijo, nieto o sobrino de Benito y quiso comprar las tierras que habían sido de su familia o fue pura casualidad?

Por la similitud de nombres con el anterior propietario parecería que fue su hijo, pero la respuesta hasta el momento no la tengo, tal vez con el tiempo consiga develarla.

Este señor estaba casado con la señora Marcela Lo Giudice, también de Buenos Aires. La propiedad, ubicada sobre ruta nacional N° 143, en El Toledano, era de 13 hectáreas y la adquirió José Bentos, en remate público que realizó el Banco Hipotecario Nacional.

La capacidad de la bodega era de 1.771.250 litros. En 1954, Marcela Lo Giudice, ante el fallecimiento de su esposo, José Bentos, vendió esta propiedad. La venta la efectuó a Teodoro y Gregorio Casado y otros, firma que se conoció como Casado Hnos. y Cia. S.A.

La Viuda de Bentos era también propietaria de una gran finca, situada un poco hacia el Oeste, actual finca Asti de 100 hectáreas, que fue adquirida por la firma Bianchi.

Enrique Arraez

La Sociedad Anónima Casado Hnos. se reunió en marzo de 1963, para tratar la venta de la bodega e inmuebles, fue aprobado y la adquirió Enrique Juan Arráez, en junio de 1963.Bodega Arráez. Don Enrique había nacido en Cañada Seca, San Rafael, el día 20 de agosto de 1917. En 1947 contrajo enlace con Haydeé Nélida “Niní” Turqui, nacida en Las Malvinas, quien ha sido mi informante en muchos temas de la historia sanrafaelina.

De este matrimonio nacieron dos hijos: Néstor Enrique,(Cacho) que tuvo tres hijos y quien en estos momentos tiene una importante agencia de Turismo, y Nancy Haydeé, de la que nacieron también tres niños, dos varones y una mujer, todos profesionales.

Estos nietos son la delicia de Niní. Don Enrique se dedicó al comercio e instaló en la primera cuadra de El Libertador una tintorería, allá por 1947, que fue la primera en el medio que tuvo maquinaria moderna.

Posteriormente en asocio con Ramón Cinca instalaron sobre la calle Mitre, al lado del Banco de Mendoza, un importante almacén llamado “La Cantábrica”, el cual atendieron durante muchos años hasta que en 1963 lo vendieron a un señor Figueras y con la parte que le correspondió Arráez adquirió la bodega que había sido de Bentos.

Al principio la arrendó, pero luego pagó lo que por ella pedían y fue su dueño.Finalmente Arráez registró su marca, como se puede observar en las etiquetas, y trabajó la bodega durante un tiempo.

Cuando ya no la pudo trabajar más la alquiló a la fábrica Arcor, quien la utilizó para guardar pulpa de fruta para los caramelos. Don Enrique Arráez falleció en la ciudad de San Rafael el 20 de marzo de 2001.La bodega que estaba abandonada desde hacía mucho tiempo, y que era utilizada como depósito fue nuevamente vendida y demolida para dar paso a nuevas construcciones. Estaba ubicada justo frente a la actual estación de servicios Cía Hnos.

*Profesora e Historiadora María Elena Izuel/marializuel@speedy.com.ar

 

Temas relacionados