Hoteles del San Rafael antiguo

El San Rafael de antaño ya pensaba que los hoteles eran un buen negocio para un pueblo próspero.

Hotel Club Centenario

Allá por 1910, abrió sus puertas el Hotel Club Centenario, llevaba ese nombre porque abrió en el año del Centenario de la Revolución de Mayo. Era una maciza construcción de adobe, con techos muy altos, como era costumbre en la época y de una sola planta. El  Hotel  contaba con un buen número de habitaciones y un amplio salón comedor, donde se realizaban importantes reuniones sociales y políticas. Estaba ubicado en la esquina NO de las actuales  Av. H.Yrigoyen y Av. San Martín. Su enorme salón comedor permitía realizar grandes banquetes.

En un principio perteneció al Sr. Nissolini, de origen italiano y  don José Bachman, de origen suizo, comenzó como empleado de la casa, desde  su fundación en 1910,  luego fue socio y desde el año 1918 se puso al frente de la confitería, como propietario. Este Sr.  tenía muchas prácticas en el rubro, lo que le permitía brindar un servicio inmejorable.

Aproximadamente en 1920  le cambió el nombre designándolo como Hotel y Confitería Americana, convirtiéndolo en un sitio de gran lujo. El frente parecía un rancho de adobe,   pero en su interior se encontraban pisos de madera encerados y hermosas vitrinas donde se guardaba la vajilla de plata,  que era utilizada en eventos importantes, como la visita del gobernador o funcionarios de Buenos Aires. También era importante  el día 1º de agosto, fiesta patria de Suiza, adonde eran invitados los suizos que vivían en San Rafael y algunos alemanes y franceses. Ese día la comida era especial, preparaba riquísimos platos y como postre elaboraba  una casita suiza de merengue con techo de tejas y velitas, con helado en su interior, todo comestible. El Hotel siempre se distinguió en la preparación de banquetes y lunch, contando con habitaciones para alojamiento de los pasajeros, atendido por un personal eficiente que brindaba una esmerada atención al cliente.

Con el correr de los años hicieron una planta alta donde se realizaban reuniones más pequeñas. En una reunión en esta Confitería quedó formado el Rugby Club San Rafael. Esta Confitería cerró sus puertas en 1942.

Posteriormente, en el local se  instaló Grandes Tiendas Blanco y Negro que ya había abierto sus puertas en la década del 20 en otro sitio. Luego fue vendido al Banco Sirio Libanés y desde hace unos años funciona en ese sitio la moderna Galería Unishop.

Hotel El Sportsman

Don Manuel Fernández Otero, era de origen español, vino a la Argentina con su esposa y por los problemas de salud que ella tenía, le aconsejaron que se estableciera en Mendoza, así lo hizo y adquirió de un Sr. Ibañez  el Hotel, Bar y Restaurante “El Sportsman”, él lo atendía y ella era la cocinera. Anteriormente había comprado  el Hotel Galileo que después se lo traspasó a don Pedro  Casquero. Posteriormente compró fincas y una bodega en la zona de Las Paredes  y vendió el Hotel al Sr. Simeón Mayo, este Hotel estaba ubicado sobre la Av. San Martín N° 1075, en la vieja San Martín, en la misma manzana del Hotel Galileo.

Prof. María Elena Izuel

Temas relacionados