Imágenes del TC para la historia

Cabalen, Peduzzi. Mustang y «El Cuadrado» una imagen de la historia del TC Argentino.

Ricardo Peduzzi, era un fenómeno para la época cuando competía con el «cuadrado» Chevrolet de diferencial «enchavetado» y con el acompañante sentado en tándem. En circuitos los trabados le hacía diferencia a cualquiera.

El Cuadrado nunca participó en competencias de rutas abiertas, pero en los circuitos era de temer y ganó varias carrera. Los que lo tenían que pasar se les tornaba una tarea casi imposible, aparte Ricardo manejaba muy bien, y estaba muy bien adaptado al auto, eran uno solo. Los otros pilotos se volvían medios locos, cuando Peduzzi era de la partida.

“Feo pero simpático” así lo definía Ricardo Peduzzi al cuadrado “lo compré al coche para uso particular, para divertirme con él”, contó una vez Ricardo y después terminó siendo una sorpresa en el TC.

Un incidente que sufriera su padre Félix en el Gran Premio de TC en 1964 modificó los planes… Peduzzi comenzó a armar el Cuadrado para competir formalmente en el TC. Para eso “le pedí prestado algunos fierros viejos de su cupé –caja, diferencial, incluso las llantas- así nació el Cuadrado”, contó el piloto de Villa Ballester.

“Estaba construido para correr en asfalto, con rectas cortas y muchas curvas. Era muy liviano, el motor lo suficientemente potente, la relación peso-potencia era fenomenal, la aerodinámica no importaba mucho…”

El 10 de abril de 1966 en Río Cuarto, apenas 1 mes después de su estreno, Peduzzi y su cupé se adjudicarían el único triunfo en el Turismo Carretera. El piloto de Villa Ballester lo utilizó durante 3 años hasta que las modificaciones reglamentarias lo dejaron sin chances de seguir participando. No obstante, el Tola decidió correr algunas temporadas más en categorías zonales. En 1972 fue campeón del TC del Oeste.

Efectivamente, por su concepción, la aerodinámica no era su fuerte. Pesaba 1.130 kilos. Inicialmente fue equipado con un motor Chevrolet 6 cilindros en línea que Félix había utilizado en una cupé Chevrolet con la que ganó el Gran Premio de TC en 1962. A partir de 1968, el Cuadrado de Peduzzi tuvo un motor Tornado con caja ZF original de Torino.

En 2015, Carlos Grammatica –primo de Ricardo- logró reconstruir junto a sus 3 hijos una réplica del Cuadrado, con algunos elementos del auto original. Carlos había sido copiloto de Ricardo en algunas competencias y conocía como pocos a ese auto. La cupé cada tanto es exhibida en diferentes exposiciones y eventos relacionados al TC. Y aún con el paso del tiempo sigue despertando admiración.

Aportes Solo TC

Temas relacionados