Intensifican controles viales en todas las rutas provinciales

Por el flujo turístico en esta época del año. Más de 100 policías trabajan a diario en la prevención y el control vehicular.

Mendoza recibe en esta época del año una gran cantidad de turistas que, aprovechando el receso escolar y la gran variedad de lugares turístico, la eligen para vacacionar.

Por este motivo, desde el Ministerio de Seguridad se ha dispuesto intensificar los controles viales en las rutas provinciales y nacionales.

Tanto en el Sur provincial, como en la zona Este  (Desaguadero), el Valle de Uco y el Gran Mendoza; policías de la Dirección de Seguridad Vial trabajan en conjunto con bomberos voluntarios de Guaymallén, Luján, Maipú y Las Heras además de la Gendarmería.

Más de 100 policías trabajan a diario en toda la provincia en estos controles que tienen como objetivo el control vehicular y la prevención de accidentes.

Además de los uniformados, 20 móviles policiales y 30 motos están abocadas a las maniobras operativas. El comisario Antonio Cáceres, jefe de la policía vial Gran Mendoza, resaltó el trabajo que se viene realizando desde los primeros días de Julio. «Estos controles son muy importantes en esta época del año por la gran cantidad de turistas que llegan a nuestra provincia, nuestra tarea consiste en el control de la documentación del vehículo, la documentación del conductor, el seguro y las condiciones en la que se encuentran las diferentes movilidades. Además realizamos recomendaciones a los visitantes sobre como conducir en la zona montañosa.»

Los puestos fijos en el Gran Mendoza están dispuestos en el Acceso Norte en el límite con la provincia de San Juan; en el Acceso Este límite con San Luis; la Ruta 40 Acceso Sur y en la Ruta 7 Internacional en Potrerillos. En todos estos puntos están abocados policías, bomberos voluntarios y la Gendarmería Nacional.

Por las condiciones de inestabilidad climática propias de esta época del año, Cáceres realizó una serie de sugerencias: «la humedad del ambiente y las temperaturas bajo cero producen la formación de hielo sobre el pavimento, por lo tanto muchas rutas de Mendoza (no sólo las que se encuentran en Alta Montaña), suelen convertirse en una suerte de pista de hielo sobre todo en las primeras horas del día. Ante estos casos, se aconseja evitar la circulación por las zonas sombrías, es decir, áreas arboladas ubicadas en los laterales de las rutas. Se hace necesario en todo momento moderar la velocidad a fin de asegurar una mejor visibilidad de las condiciones de la calzada y facilitar la adherencia del vehículo al suelo».

«En caso de que el asfalto por el que se circula mantenga condiciones altamente deslizantes, se recomienda actuar con mucha suavidad sobre el volante, acelerador y frenos. En situaciones de poca adherencia es importante aumentar la distancia de seguridad de un vehículo a otro, considerar las distancias de frenado y tratar de evitar el sobrepaso. Por lo general, si el suelo es muy deslizante se puede recurrir a una práctica frecuente que consiste en quitar aire a las ruedas, sin olvidar ajustarlas a su nivel habitual lo antes posible», agregó el funcionario policial.

Recomendaciones para conducir en alta montaña.

  • Respetar las velocidades correctas.
  • Considerar el clima del lugar.
  • Prestarle atención a los cambios topográficos.
  • Precaución en caminos de poca adherencia.
  • No confiarse nunca.
  • Condiciones óptimas en las que debe  encontrarse el vehículo que circula por tales caminos, así como también el conductor que se apreste a circular por ellos.

Temas relacionados