Intentan controlar la Lobesia botrana en Chile

 

Con un innovador bioplaguicida intentan controlar la Lobesia botrana en Chile. El trabajo conjunto entre INIA, SAG y FIA ha permitido el desarrollo de un formulado biológico eficaz contra la plaga y a la vez amigable con el medio ambiente.

Desde que la Lobesia botrana apareció en Chile por primera vez hace ya casi una década ha sido tema de preocupación para todo el mundo agrícola, tanto por su capacidad de reproducirse como por su voracidad. El Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) se ha sumado al programa de control establecido por el Servicio Agrícola y Ganadero, evaluando nuevas alternativas para enfrentar esta plaga, entre las que hoy destaca un biopesticida en base a hongos entomopatógenos. Se trata de un producto totalmente innovador, cuyo principal atributo es su carácter sustentable que permite un manejo integrado de esta plaga en vides.

Para difundir esta nueva herramienta se realizó el seminario “Desarrollo de un biopesticida en base a hongos entomopatógenos para biocontrol y/o manejo integrado de Lobesia botrana en vides como una alternativa sustentable en el cambio climático”, en la comuna de Isla de Maipo.

A la actividad asistieron alrededor de 50 personas, entre ellos importantes autoridades como el Director Nacional del SAG, Ángel Sartori; y el Director Regional del Centro de Investigación INIA La Platina, lugar donde se está elaborando el bioplaguicida. Esto, en el marco del proyecto “Desarrollo de un biopesticida en base a hongos entomopatógenos para biocontrol y/o manejo integrado de Lobesia botrana en vides como una alternativa sustentable en el cambio climático”, apoyado por la Fundación de Innovación Agraria (FIA).

“Como FIA creemos que es clave la innovación en esta área de la agricultura y en el contexto de cambio climático. La forma de enfrentar a Lobesia botrana debe ser con métodos sustentables, tal como este biopesticida que espera ser un gran apoyo para el sector”, sostuvo el ejecutivo de innovación agraria de FIA, Juan Carlos Galaz.

Este proyecto tiene por objetivo controlar biológicamente la plaga de Lobesia botrana en un contexto de cambio climático, a través de una estrategia que consta de dos etapas. La primera consiste en el desarrollo de un biopesticida formulado en base a hongos entomopatógenos nativos de los géneros Beauveria sp. y Metarhizium sp. en matrices que permitan la viabilidad, especificidad y efectividad de los hongos en sus aplicaciones en vides de zonas urbanas y productivas del país. La segunda etapa es la transferencia tecnológica y cultural del uso de biopesticidas a los residentes de centros urbanos, junto a pequeños y grandes productores para manejar y controlar la plaga.

Ángel Sartori, Director Nacional del SAG, destacó los avances en el programa de control de la Lobesia botrana que su institución encabeza, y en especial el desarrollo de nuevos productos que vayan en ayuda del medio ambiente. “El trabajo que está haciendo INIA, FIA y el SAG en este proyecto tiene la máxima importancia. Esta es una plaga que puede representar regulaciones al comercio de nuestra fruta y lo que hemos logrado hasta la fecha son resultados bastante auspiciosos. Esto es un trabajo adicional a lo que ya estamos haciendo con el uso de los confusores sexuales y el trabajo con la técnica del insecto estéril. Cada día hay más preocupación de parte de los consumidores hacia el uso de agroquímicos, por lo tanto encontrar un producto amigable con el medio ambiente tiene doble propósito para controlar la plaga y sin contaminar”, afirmó el Director Nacional de SAG, una vez finalizado el seminario.

La Lobesia botrana es una plaga que afecta principalmente las producciones de uva. Sin embargo ya se ha constatado su presencia en otras especies frutícolas destinadas a la exportación y la agroindustria. Durante el mes de septiembre comienza el primer vuelo de la polilla, los programas químicos de manejo de la Lobesia botrana en el país. El desarrollo e implementación de este proyecto se basa en la colaboración integrativa y transversal de distintas disciplinas de INIA, como Biotecnología, Entomología y Transferencia Tecnológica, junto con el apoyo y experiencia del SAG en el control de Lobesia botrana.

 Fuente:Diario El Centro Chile

 

 

Comentar

comentarios

Temas relacionados