«Inútil presentarse sin experiencia»

El presidente Javier Milei insistió en que el fracaso de la Ley Ómnibus en la Cámara de Diputados fue una “decisión” tomada por él y que sirvió como “experiencia” para “dejar en evidencia quiénes son los estafadores que engañan a la gente y están en la política para hacer negocios”, al tiempo que remarcó que no va a “negociar de ninguna manera el programa económico”.

Un tipo que no ha sido integrante, (no digo presidente por que eso sería mucho, de una comisión cooperadora de la escuela de sus niños, al menos, no puede ser presidente del País e intentar manejar la economía de todos y no conoce, sin temor a equivocarme, el valor de un caramelo.

Hace 85 años, José Ortega y Gasset pronunciaba esa frase célebre en una conferencia en Buenos Aires que luego se publicaría en su libro Meditación del pueblo joven. El filósofo y ensayista español alentaba a los argentinos a dejarse “de cuestiones previas personales, de suspicacias, de narcisismos. No presumen ustedes el brinco magnífico que dará este país el día que sus hombres se resuelvan de una vez, bravamente, a abrirse el pecho a las cosas, a ocuparse y preocuparse de ellas directamente y sin más, en vez de vivir a la defensiva, de tener trabadas y paralizadas sus potencias espirituales, que son egregias, su curiosidad, su perspicacia, su claridad mental secuestradas por los complejos de lo personal”. Lo decía en 1939, con el trasfondo de una España desangrada por la guerra civil, la derrota de la república y la instalación de una dictadura que se prolongaría durante 40 años.

Hoy Argentina está en una guerra de petulantes y descerebrados, que indudablemente nos arrastrarán a una tragedia, ya que el ser humano en el fondo es una bestia y que en algún momento despertará de su letargo, cansado que le mojen la oreja y le mientan estos apátridas que luego desaparecerán dejando un camino regado de sangre ya todos estamos en ella…»La Grieta»…mi grieta…tu grieta» ¿La Grieta de todos?… no de ninguna manera, algunos la pasan muy bien… hacé memoria, ese mismo que vos recordas, nos perjudicó a vos y a mi…

Temas relacionados