Israel bombardea mezquitas en Gaza

La cifra de muertos llega ya hasta los 1.901.

Israel continuó el sábado sus bombardeos contra los palestinos en la asediada Franja de Gaza matando al menos a cinco personas en bombardeos dirigidos contra hogares, mezquitas y otros objetivos civiles, afirmaron fuentes médicas palestinas.

Al menos tres personas fueron sacadas de los escombros de la Mezquita de Al Qassam, en el centro de la ciudad de Nusseirat, en Gaza, dijo el portavoz del Ministerio de Sanidad palestino, Ashraf al Qudra, en Twitter.

“Oímos una fuerte explosión y pedimos a los residentes que permanecieran alejados”, dijo Yud Irham, que vive cerca de la mezquita. Minutos después se oyeron otras dos fuertes explosiones.

Otros dos palestinos que circulaban en motocicleta en la misma área resultaron muertos también.

Por otro lado, dos mezquitas fueron bombardeadas, una en el área de Zeitun y otra en Yabaliya, en el norte, dijo el Ministerio del Interior palestino.

El Ejército israelí ha demolido completamente 60 mezquitas en Gaza durante sus ataques.

Según el Ministerio de la Auqaf y Asuntos Religiosos, 20 mezquitas fueron destruidas en la Ciudad de Gaza, 17 en Jan Yunis, 11 en el norte de la Franja, 10 en el centro y 2 en la ciudad de Rafah, al sur.

Otras 150 mezquitas han sido parcialmente dañadas, señaló la declaración.

Los ataques del sábado han elevado la tasa de muertos palestinos en los 33 días de agresión contra Gaza a 1.901, la gran mayoría de ellos civiles e incluyendo 447 niños. Casi otros 10.000 palestinos han resultado heridos.

Israel afirmó que atacó al menos 30 sitios en Gaza el sábado por la mañana. Los combatientes palestinos respondieron lanzando varios cohetes contra sitios israelíes en el segundo día de violencia después de la finalización de los tres días de tregua.

El viernes, cinco personas, incluyendo un niño de 12 años, murieron por los bombardeos israelíes en Gaza.

En la Cisjordania ocupada, dos palestinos murieron también por disparos de soldados israelíes durante unas protestas en Al Jalil (Hebrón) cerca del asentamiento ilegal de Psagot, dijeron fuentes médicas.

Temas relacionados