Kicillof al Gobierno, Cristina al poder

La casi certeza de que Jorge Milton Capitanich volverá a ejercer la gobernación del Chaco –algunos allá, en el norte, aseguran incluso que será el próximo 17 de octubre, fecha cara a la liturgia peronista– abre la vacante deseada por Axel Kicillof, que aspira a la jefatura de Gabinete y cuenta, para eso, con el aval de Cristina Kirchner.

La Presidenta piensa darle todo el poder a Kicillof en sus últimos 14 meses de gobierno aplicando un singular sistema de premios y castigos: los números del ministro de Economía no pueden ser peores si se los compara con sus antecesores de la propia gestión kirchnerista, pero se ha resuelto con un trámite que la culpa la tienen el impacto de la crisis económica internacional –primero– y, más cerca en el tiempo, los “fondos buitre”.

La alta inflación, la falta de crédito, la cotización del dólar “blue”, la caída de las importaciones y la recesión se profundizaron desde que Kicillof ocupa el despacho principal del Palacio de Hacienda. No cabe duda de que los “buitres” tienen socios locales, tanto en el sistema financiero como en los multimedios, pero la operación política del oficialismo busca encubrir los errores manifiestos del ministro fetiche de Cristina y líder intelectual de “La Cámpora”, agrupación con la que ella ha decidido arroparse en su último año de gestión.

Fuente: Gaceta Mercantil.com

Temas relacionados