La Bodega de Clemente Manchado

En la Provincia de Burgos, España,  nació en 1870, don Clemente Manchado, tenía varios hermanos, pero él era el hijo menor. La situación económica era muy mala en España, por lo que con dos de sus hermanos, decidieron viajar a América, él solo tenía 17 años. Viajaron en barco y como no tenían dinero para pagar el pasaje, lo hicieron como polizones.

El barco cruzó por el Canal de Panamá y llegó a Chile donde desembarcó Clemente, uno de sus hermanos bajó en un puerto que tocaron y el otro se fue a Brasil, donde le cambiaron el apellido y pasó a ser Machado. Nunca más se vieron, ni supieron uno del otro.

Don Clemente deseaba trasladarse a la Argentina y  cruzó la Cordillera para venir a Mendoza, adonde arribó en 1897 y se estableció en San Rafael.

Desde que llegó fue protegido por don Luis Tirasso, quien ayudaba a todos los inmigrantes que llegaban, era un hombre muy bueno. Le ofreció un terreno para que lo fuera pagando con sus cosechas. Plantó viñedos y frutales, ahorró cuanto pudo y en poco tiempo terminó de pagar su finquita sobre la calle Tirasso. Cuando sus viñas comenzaron a producir,  elaboró vino patero; con las ganancias que esto le producía,  fue trayendo algunos  amigos de su mismo pueblo a quienes les pudo pagar los pasajes. También viajaron los hermanos Martín Ruiz, quienes traían un poco de dinero y pudieron comprar una finca cercana, en la actual calle Adolfo Calle.

Cuando estos llegaron, don Clemente conoció a María, hermana de los jóvenes y contrajo enlace con ella.

Con gran esfuerzo, alrededor de 1928, don Clemente construyó su Bodega sobre la calle Tirasso. El edificio de la Bodega era muy grande, de dos cuerpos, después de la Bodega Tirasso fue la más grande de la zona. Al principio vendía solo vino a granel, hay constancias de ventas a las Bodegas Bianchi, Ruisar  y Hansa. Luego registró la marca “Manchado”.

Tuvo tres hijos: Clemente, que nació en 1902, Antonio y Elena, cuyo nacimiento se produjo en 1912.

Su hija contaba que en esos tiempos, todavía enfrente de la Bodega,  había una toldería de indios, los que habían quedado tras la conquista del Desierto. Años después compró las tierras que estaban enfrente de su propiedad, calle Tirasso en el medio, terrenos que luego heredó su hija.

Deseaba que todos los niños recibieran educación y como en ese entonces no había suficientes escuelas, hizo traer maestros que daban clases en la bodega.

Su hijo Antonio adquirió un terreno que llegaba hasta la calle Salas y le puso por nombre “Las dos Marías”, años después donó una parte de su terreno para que se construyera una escuela a la que le pusieron el nombre de su padre “Clemente Manchado”,  pero primeramente estuvo funcionando al fondo de la finca de don Clemente.

Clemente, el hijo mayor, fue enviado a estudiar a la ciudad de Buenos Aires donde estuvo internado en un colegio. Después estudió abogacía y pasado un tiempo fue designado Juez Federal, fue el Primer Juez Federal del sur de la Provincia. Estuvo en ese cargo durante  varios años,  hasta que se produjo la Revolución Libertadora y fue removido de su cargo. Cuando lo sacaron de su puesto, vendió todas sus propiedades y viajó a vivir a Buenos Aires donde murió en 1962. Sus restos fueron trasladados y descansan en el cementerio de San Rafael.

Por su parte Antonio estudio en la Escuela Normal donde se recibió con el título que se otorgaba en ese entonces que era de profesor de Ciencias.

A su muerte ocurrida, en 1937, continuó con la Bodega su hijo Antonio, quien sacó el vino “LAS DOS MARÍAS”.Antonio fue presidente de la específica de bodegueros de la Cámara de Comercio

Industria y Agropecuaria de San Rafael, en 1957. Murió en el año 1964. Sus hijos quisieron continuar con la Bodega, pero habían contraído un crédito, que no pudieron pagar. El Banco de Mendoza y los abogados se quedaron con todo. La Bodega fue eliminada como establecimiento industrial en el año 1976.

Lo que queda de ella, se puede observar en el sitio donde estuvo el Salón de Fiestas, La Casa del Fundador,  de los Hnos. Juri.

 

Prof. María Elena Izuel

manchado clemente

fuente revista camara de comercio 1954

 

Comentar

comentarios

Temas relacionados