La bodega Tornaghi se afianza en el exterior

La bodega Tornaghi, una de las empresas vinícolas de gran trayectoria en San Rafael, exportó recientemente un contenedor completo a Panamá.

Esto tiene que ver con la presencia de la mercadería mendocina en los hubs de Shanghái, Guangzhou, Dubái, Amberes y Panamá. Permite una rápida entrega y en cantidades menores, ambos factores determinantes para obtener un mejor precio o, visto de otra manera, vía precio, absorber los mayores costos logísticos. También facilita la venta en el mercado destino y aumenta el universo de clientes, que es mucho mayor que en el caso de la venta directa a importadores, entre otros beneficios.

Hugo Tornaghi, responsable de la bodega, explicó: “Vendimos más de 10 mil botellas a un comprador centroamericano para distribución en el sector retail panameño y sus zonas de influencia”.

El empresario sureño destacó que “las herramientas financieras de ProMendoza son una ayuda real y tangible para quienes avanzan en el camino exportador”.

“Actualmente estamos trabajando con la tutora Valeria Brega en el programa de Diversificación de Mercados, quien nos está dando un acompañamiento permanente y muy cercano para sumar ventas en el exterior. Pero también nos hemos presentado al Pymexporta y ha sido muy valioso el acompañamiento económico que otorga este programa”, comentó el bodeguero.

“Este año, además, hemos enviado vinos al hub logístico de Guangzhou, que tiene servicios de promoción comercial de los vinos y tenemos muchas expectativas de venta allí”, aseguró Tornaghi.

Importante trayectoria familiar

La bodega tiene más de 100 años y Hugo es la quinta generación que la dirige y que, además, decidió que era el momento de comenzar a explorar el mercado externo. “Empezamos hace casi cuatro años a emprender el camino exportador. Hemos llegado a varios mercados: Perú, Japón, Estados Unidos, ahora Panamá, estamos en conversaciones con Venezuela, Brasil y registrando nuestros productos en México”, expresó Hugo Tornaghi, responsable de la empresa que fundó tu tatarabuelo, Atilio Tornaghi.

En diciembre de 1883, luego de una travesía de 45 días en barco, llegó desde Italia don César Tornaghi, pionero de la vitivinicultura en San Rafael y fundador de la bodega. En su parcela de 6 hectáreas sobre calle Italia se instaló con su familia y comenzó a cultivar la tierra, a plantar su finca y a construir su casa y bodega de adobe crudo y caña. En pocos años, las tierras de la colonia italiana estaban cultivadas totalmente y en producción. La llegada del ferrocarril permitió una mejor salida del producto asegurando una estabilidad económica. A través de este medio de hasta la década del 60 se transportaba el vino en barricas de roble francés, teniendo como destino principalmente Buenos Aires.

Luego comenzó la comercialización en damajuanas de 10 litros y, en los 70, en damajuanas de 5 litros y botellas de 700 cc y de 1 litro.

Desde esos años, la empresa viene incorporando tecnología, comercializando vinos en varios envases, conservando su centenaria marca e innovando en diferentes productos y mercados, tanto interno como en la exportación.

Comentar

comentarios

Temas relacionados