La cosecha de peras y manzanas sigue suspendida

Dejan de cosechar peras y manzanas tras la decisión de Brasil de suspender las compras.Hay entre 1.300 y 1.500 productores independientes de todo el país que no saben qué hacer con sus productos. Durante 2014 las importaciones brasileñas de manzana nacional alcanzaron las 46 millones de toneladas.

Miles de kilos de manzanas y peras han quedado colgando de los árboles sin cosechar producto de la decisión de Brasil de no comprar más fruta a la Argentina, debido a la detección de carpocapsa en 15 embarques días atrás. Se calcula que los más afectados por la medida son entre 1.300 y 1.500 productores independientes de todo el país que no saben qué hacer con su producto.
“Muchos están acosados por las deudas, con cheques a fecha que para poder ser cubiertos necesitan de ventas ya programadas pero que se suspendieron, se quedan con la fruta colgando o con un camión que no va a ningún lado”, explica un reconocidos productor de General Roca.

 “Brasil hace lo que quiere con nosotros, la carpocapsa está permanentemente, pero cuando quieren apretar al país somos su válvula, un tema para meter en la mesa de negociaciones binacional, porque hacen cagar a un montón de gente”, agrega.

Para graficar aún más la situación, en 2014 las importaciones brasileñas de manzana nacional alcanzaron las 46,1 millones de toneladas, por un valor de 48,8 USD millones, según datos del Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior.

En este momento resulta más caro cosechar la fruta que levantarla y llevarla a cámaras de frío. Con el condicionante de que tampoco hay fecha de comercialización a la vista. Demás está decir que el frío se alquila y se paga.

Por otro lado, las cámaras están repletas de peras puesto que esta resiste mucho menos el paso del tiempo y es cosechada y enfriada de inmediato. De los 3.000 productores que tiene el país hay 1.300 independientes que le venden por sus propios medios a las mega exportadoras. Son los que se llevarán la peor parte con el parate de Brasil porque los jugadores más fuertes ya tienen su fruta resguardada en las cámaras y pueden esperar durante meses sin que merme su calidad.

Por lo general, se trata de familias que poseen entre 5 y 10 hectáreas y que carecen de recursos para preservar su fruta en cámaras frigoríficas. “Se está exportando un 70% menos de fruta que el año pasado y que de seguir con estas dificultades, los empaques no podrán seguir trabajando fruta para exportar. Hay mucha fruta que todavía no está vendida y no podemos seguir trabajándola”, aseguró Marcelo Loyarte, director ejecutivo de la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados.FUENTE CLARIN

Temas relacionados