La criminalidad del Estado

La conducta criminal del ANSES contra los Jubilados debe cesar.

No es posible que muchos de nuestros viejos sigan sufriendo torturas físicas y psicológicas; privaciones alimentarías en cantidad y calidad, faltas y postergaciones en la obtención de los medicamentos que les son prescriptos y dilataciones criminales en su asistencia médica.

¿Porqué todo esto es así en nuestro País? Porque el Sistema Previsional Argentino no brinda las asignaciones mensuales que corresponden legalmente. Porque la inflación consume los aumentos antes de que se otorguen. Porque esos aumentos no son concordantes con los costos de vida. Por añadidura los pocos juicios que los jubilados logran ganar después de muchos años de litigar son desconocidos o ignorados por el ANSES y las sentencias no son ejecutadas. El Poder Judicial a intimado a la ANSES, (en varias oportunidades), a dar cumplimiento a las leyes que corresponden a cada una de estas situaciones.

Pero aparece una realidad legalmente inadmisible, que es la desobediencia vergonzosa y tolerada a los mandatos Constitucionales. ¡Difícil de creer tamaño desprecio por la Ley! Pero cierto. ¿No estaremos frente a un delito por parte del organismo que es crisol de Justicia? Hay tiempo todavía para reaccionar y poner las cosas en su lugar. La confianza en Poder Judicial nunca se debe perder. Si así sucediera tendríamos el derecho a pensar que el País ha caído en un estado de disolución de sus poderes Constitucionales.

Es necesario parar tanta actitud criminal desatada sobre las cabezas de nuestros mayores ¡¡¡ Basta de torturas a viejos y ciudadanos mayores!!! Los límites de las Justicia han sido transgredidos en demasía. El martirio y las torturas son condenas criminales ejercidas desde hace tiempo por el ANSES, los miles de casos registrados no permiten que se siga consumando semejante Holocausto. Los ciudadanos responsables que están en el poder en estos momentos y que ejercen los mandatos que la ciudadanía les otorgó, no pueden seguir ignorando tanta perversidad.

La no observancia en el cumplimiento de las Leyes Previsionales y las consecuencias que ello ocasiona en la vida de muchas personas, ameritan encuadrar estos actos como Crímenes de Estado y los responsables deben ser catalogados por la Justicia como Genocidas. El Supremo Tribunal de la Nación debe valorar la magnitud de las violaciones masivas que durante tanto tiempo se han cometido contra tantos seres indefensos. Los Derechos Humanos han sido violados reiteradamente por funcionarios Genocidas que a través de Sicarios obedientes, han perpetrado semejantes crímenes.

Los deudos y las victimas actuales de estos hechos, trabajaremos en todas las instancias legales que correspondan para terminar con estos atropellos y castigar a los culpables.
Las denuncias Penales será el comienzo  de nuestro accionar.

Un Holocausto es un delito que no prescribe, así lo determinan las Organizaciones Internacionales y nuestro País así lo ha reconocido.

Comisión Nacional (en formación) de homenaje de familiares a las victimas del ANSES.

Mayo 2014

Temas relacionados