La «crisis vitivinícola» se suma al Carrusel de mañana

Las protestas polìticas han sido una constante històrica en los carruseles de la Vendimia.

Pero este año será la propia industria vitivinìcola, la que festeja, la que se darà lugar a su propia protesta,provocada  por una de la crisis mas profundas de todos los tiempos.

Mientras algunas Cámaras eligieron encolumnarse ante la crítica institucional que se prevé escuchar en los discursos durante el Desayuno organizado por Coviar en el Hotel Hyatt, otras, encabezadas por el Centro de Bodegueros y Viñateros del Este y Aproem, optaron por una postura díscola aunque previsible: apostados en las afueras del lugar, harán saber su descontento ante los asistentes, empresarios, funcionarios y políticos, y al público que vaya a disfrutar el Carrusel vendimial.

Todo se definió en una asamblea de productores y dirigentes en la zona Este, centro neurálgico de las principales protestas. Si bien no está descartada una marcha “pacífica” durante el desfile de carros departamentales, asociaciones folclóricas y organizaciones ambientales, lo concreto hasta ahora es que los productores repartirán folletos con distintas leyendas, entre ellas referencias al bajo precio que reciben por sus productos y la crisis.

“Productores en quiebra”, y un resumen de lo que consideran ejes de la problemática agudizada por la pérdida de rentabilidad, como la falta de precios y la obligación de destinar 35% de cosecha a mosto en vez de diversificar, entre otras medidas anunciadas por el Gobierno provincial, la suspensión de bodegas por deudas y una revisión del Plan Estratégico Vitivinícola, son algunos tópicos.

“Advertimos responsabilidad conjunta entre la Coviar y el Gobierno y vamos a remarcar nuestras diferencias, incluso en la necesidad de reformular el organigrama de la Corporación para incluir no sólo otras entidades sino también ideas, porque hay un reconocimiento teórico de la crisis pero poco avance concreto. Estamos cansados de los discursos. Si bien nos invitaron, no nos interesa participar del Desayuno, ya que es poco probable escuchar una autocrítica”, sintetizó Gabriela Lizana, de Aproem (Asociación de Productores Oasis Este).

El Centro de Viñateros y Bodegueros del Este, coorganizador junto a APA (Productores en Acción), emitió un comunicado titulado “No mientan más. Nos están fundiendo”. En él solicita suspender la paralización de bodegas por deudas y garantizar “un precio justo”, entre otros puntos, y señala: “Compartimos con toda la sociedad mendocina el amargo sentimiento de vivir una vendimia pobre y una profunda sensación de desamparo”.

Respecto a “visibilizar” su protesta durante el Carrusel, los organizadores advirtieron que la idea “no es interferir en el desenvolvimiento” del evento por las calles céntricas, pero no descartaron sumarse.

Ya confirmaron su adhesión incluso Federación de Viñateros Independientes de San Juan. En Mendoza, hasta ayer no había certeza de que otras entidades asistentes al encuentro organizativo realizado en Junín. FUENTE DIARIO LOS ANDES

Temas relacionados