La ex de Nisman: “Los juicios de valor condicionan la labor del Poder Judicial”

“Los juicios de valor condicionan la labor del Poder Judicial”, dijo la ex mujer de Nisman

La exmujer de Alberto Nisman, Sandra Arroyo Salgado, habla en la audiencia pública que hace la oposición en el Senado. (Daniel Feldman) 

Sandra Arroyo Salgado, ex mujer del fiscal Alberto Nisman y jueza federal de San Isidro, hizo una fuerte defensa de la independencia del Poder Judicial esta tarde en el Congreso, en una audiencia convocada por legisladores de la oposición. Arroyo Salgado dijo que “los juicios de valor condicionan la labor del Poder Judicial”, en referencia a las declaraciones de funcionarios del Gobierno pero también a todos los miembros de la dirigencia política.

La jueza también reveló que pidió a la Defensoría General de la Nación que lleve el caso Nisman a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que designe un veedor de la investigación.

Arroyo Salgado hizo esas declaraciones en una audiencia pública convocada por legisladores de la oposición para hacer una declaración referida a las investigaciones y la muerte del fiscal Nisman y para criticar la reforma a la Ley de Inteligencia que trata en este momento el oficialismo en el Senado.

La jueza también criticó a la Viviana Fein por la forma en que lleva adelante la investigación y pidió que reduzca la “sobre exposición mediática” de las novedades del expediente.

“Lamentablemente, vengo a ocupar un espacio que iba a ocupar Nisman acá en el Congreso”, dijo la jueza en referencia a la exposición sobre la denuncia contra la Presidenta Cristina Kirchner por encubimiento de los autores del atentado a la AMIA, que iba a hacer el fiscal un día más tarde de que apareciera muerto.

“Es importante destacar la importancia de la independencia del Poder Judicial”, dijo Arroyo Salgado, luego de advertir: “No tengo intencionalidad política. No soy oficialista ni soy opositora”.

CLARIN

 

Arroyo Salgado en el Senado: “Los juicios de valor condicionan la labor judicial”

La ex esposa del fiscal se presentó en el Congreso para dar su punto de vista sobre los hechos en torno de la muerte de Nisman; “Debemos fortalecer la independencia de poderes”, dijo; pidió prudencia, respeto y ética.

“Quiero dejar aclarado que yo concurro a este espacio al que me invitaron sin ninguna intencionalidad política, no soy oficialista ni opositora. En esta coyuntura no tengo una definición política”, aclaró en el inicio de su alocución.

Luego continuó: “Todo juicio de valor, aprobación o desaprobación, provenga del ámbito del que provenga interfieren y condicionan la labor del poder judicial. Pido prudencia, respeto, ética para la investigación de este hecho que nos conmovió como sociedad para mis colegas que les toca investigar este hecho”. Esto para “no seguir politizando” la investigación de la muerte del fiscal y “dejar que la justicia y el Ministerio publico fiscal trabajen tranquilos”.

Arroyo Salgado, que se presentó como una persona en búsqueda de la verdad por la muerte del padre de sus hijas, dijo: “Debiera ser la actitud no sólo de los funcionarios del poder ejecutivo, legislativo y la sociedad en su conjunto el tratamiento ético de los medios de comunicación social que no sólo condicionan el ánimo y la actuación de algunos funcionarios, sino también su rol es súmamente importante como formadores de la opción pública”. LA NACION

Arroyo Salgado pidió a los medios y a la Justicia el fin de las filtraciones

La jueza, ex mujer del fallecido Alberto Nisman, solicitó “a todas las instituciones del Estado” y “a los medios” un trato “ético, prudente y responsable” de la investigación sobre la muerte del fiscal. “La sobre exposición mediática nos aleja de la verdad”, dijo

 La jueza federal Sandra Arroyo Salgado reclamó a las instituciones del Estado y medios de comunicación el cese de las filtraciones y un tratamiento “ético, prudente, y responsable” de la investigación de la muerte de su ex esposo Alberto Nisman, al exponer en una audiencia convocada por la oposición en el Senado para discutir el impacto de la muerte del ex fiscal del caso AMIA.Al hablar en el último tramo de la audiencia realizada en el Salón Azul del Senado que reunió un heterogéneo conglomerado opositor, intelectuales y miembros del Poder Judicial, la magistrada destacó la necesidad de que “sus colegas puedan trabajar sin condicionamientos ni presiones” para “llegar a la verdad” sobre la muerte de Nisman.En su mensaje, Arroyo Salgado agradeció al jefe de la bancada oficialista, Miguel Pichetto, y a la senadora puntana Liliana Negre de Alonso el homenaje que realizaron en la sesión donde se debate el proyecto de reforma a la ley de Inteligencia y la invitación a esta reunión organizada por la oposición denominada “consenso parlamentario”.

En ese sentido, la ex mujer de Nisman lamentó que “esta invitación tenga lugar en un momento tan difícil” en este momento “trágico e irreparable para mi familia”.

En ese contexto, Arroyo Salgado pidió evitar la “politización” de esta causa y destacó la “importancia de la independencia del Poder Judicial y del Ministerio Público” para avanzar en la investigación en búsqueda de la verdad sobre la muerte de su ex esposo.

En ese marco y ante la mirada de intelectuales, políticos opositores y funcionarios del Poder Judicial, Arroyo Salgado realizó su pedido de un trato “prudente” en esta causa y dijo que “en nada contribuye y entorpece el trabajo todo juicio de valor de aprobación y desaprobación”.

“Es una investigación incipiente de un hecho que ocurrió hace un mes”, agregó y acotó que la “independencia del Poder Judicial se preserva a través de actitudes responsables, éticas y prudentes”.

En ese marco agregó: “quiero pedirles un trato prudente, ético y responsable de los distintos poderes para la investigación que realizan mis colegas, ya estamos en un difícil momento de coyuntura política y mediática”.

En ese sentido, Arroyo Salgado cuestionó la difusión que se realiza desde la Fiscalía sobre las medidas de pruebas y señaló que el abogado de la querella realizó una presentación ante la fiscal Viviana Fein para que “en lo sucesivo se ajuste a las postulados constitucionales y legales aplicables a la materia”.

“No hace falta ser abogado para observar la desmedida e inusitada exposición mediática que ha tenido cada una de las pruebas y esto contribuye alejarnos a la verdad dado que se van anticipando cada una de las medidas obtenidas”, agregó.

También reveló que pidió a la Defensoría que evalúa la “posibilidad de pedir un veedor de la Comisión Interamericana de Derechos de Humanos” para que pueda observar la marcha de la investigación.

Al concluir su mensaje, concluyó la Audiencia Publica que realizó la oposición para tratar la muerte del fiscal Alberto Nisman, convocar a la marcha del silencio del próximo 18 de febrero, y acordar una agenda parlamentaria contraria a las iniciativas del gobierno, que impulsó la aprobación del proyecto de reforma de la ley de Inteligencia, que había sido reclamada en varias oportunidades por la oposición, y esta tarde recibió media sanción en el Senado. TELAM

Arroyo Salgado pidió “no seguir politizando” la muerte de Nisman

Durante la reunión convocada por la oposición, la jueza federal y exesposa del fallecido fiscal de la AMIA consideró que “todo juicio de valor” sobre la investigación “interfiere y condiciona el trabajo de los jueces y fiscales”. Pidió un trato “prudente, ético y responsable” a “los poderes del Estado” y a los medios y planteó a la fiscal y a la jueza de la causa que “la desmedida, inusitada exposición mediática” de las medidas de prueba “conduce a alejarnos de la verdad”. También reveló que pidió a la Defensoría General que analice “denunciar el caso” ante la CIDH.

Sandra Arroyo Salgado se presentó a la reunión que distintos bloques de la oposición organizaron para discutir sobre el caso de la muerte del fiscal Nisman y en la que dieron discursos los fiscales que convocaron a la marcha del próximo 18 de febrero, exmiembros del ministerio público, jueces e intelectuales.

Mientras esta convocatoria se desarrollaba en el Salón Azul del Congreso, el Senado de la Nación había comenzado a debatir el proyecto de creación de la nueva Agencia Federal de Investigaciones, y en el inicio de la sesión también estuvo Arroyo Salgado, quien agradeció el homenajea Nisman que le hicieron los senadores que dieron quórum y participan del debate.

“No soy oficialista ni opositora, y en esta coyuntura no tengo una definición política (…) y no se me escapa que esta convocatoria es realizada por un consenso parlamentario de la oposición”, aclaró la magistrada al inicio de su alocución, y aclaró que, no obstante, “concurro a este espacio institucional en el convencimiento de que la búsqueda de la verdad y justicia constituyen una política de Estado”.

Recordó que en ese lugar “paradógicamente” debía “estar Nisman” y consideró que la denuncia planteada por el fiscal “impactaba de lleno a la institucionalidad” del país, y luego se explayó sobre dos ítems: la independencia del Poder Judicial y del ministerio público, y la actualidad política devenida de la muerte de su exesposo.

Sobre el primer punto sostuvo que “todo juicio de valor, del ámbito que provenga, en nada contribuye, sino que condiciona el trabajo de todos los jueces y fiscales en el camino por la verdad, justicia en una investigación insipiente” que trata de esclarecer de las causas de la muerte de Nisman. “Esos juicios interfieren y condicionan la labor del Poder Judicial y del ministerio público fiscal”, enfatizó y pidió “actitudes responsables” son solo de “los funcionarios, sino de la sociedad en su conjunto y en el tratamiento del caso en los medios de comunicación”.

Arroyo Salgado pidió “prudencia, respeto y ética para la investigación y mis colegas” y demandó “no seguir politizando un hecho en el que todavía restan muchas cosas” por esclarecer.

Por otra parte, reveló que solicitó a la jueza Fabiana Palmaghini y a la fiscal Viviana Fein que el proceso que tienen a cargo “se ajuste a los postulados que establece el Código de Procedimiento de la Nación” en materia de los “principios de publicidad” del caso, porque “la desmedida e inusitada exposición mediática que están teniendo cada una de las pruebas” fueron “desnudando el curso de la investigación”, y esto “conduce a alejarnos de la verdad”.

“La sobreexposición mediática facilita la impunidad de quienes pueden ser los responsables de este hecho”, dijo y remarcó que debido a que el procedimiento establece que “los sumarios solo son públicos para las partes” involucradas en el caso, “publicar o anticipar los cursos de investigación, conspira contra el proceso” judicial.

Por último, reveló que le solicitó a la Defensoría General de la Nación que “evalúe poner a consideración la posibilidad de denunciar el caso (de la muerte de Nisman) a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”, y pedir también que este organismo “designe un veedor para esta investigación”. PAGINA 12

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentar

comentarios

Temas relacionados