La Fiesta Nacional de la Vendimia será patrimonio cultural de la Nación

Cada año, a comienzos de marzo, mendocinos y turistas tienen en Mendoza una cita fija: la Fiesta Nacional de la Vendimia, una celebración indiscutidamente identitaria de nuestra provincia. Por eso, el diputado nacional por Mendoza, Luis Borsani, presentó un proyecto de ley para que sea declarada patrimonio cultural inmaterial de la República Argentina, propuesta que se realiza en el marco de la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial que fuera adoptada por la Trigésima Segunda Conferencia General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), aprobada e incorporada a nuestra legislación a través de la Ley 26.118. El objetivo es que a través de la autoridad de aplicación que el Poder Ejecutivo determine se proceda a la identificación, documentación, investigación, preservación, protección, promoción, valorización, transmisión y revitalización de dicho patrimonio. Este miércoles, la iniciativa obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados de la Nación.

“La vendimia, además de ser la cosecha, es para Mendoza una expresión popular del compromiso por el trabajo y la riqueza colectiva. Se trata de una celebración con espíritu propio, que poco a poco se fue transformando en lo que hoy conocemos como la Fiesta Nacional de la Vendimia. La fiesta es parte fundamental de la vida de los mendocinos”, comenzó expresando el legislador de la UCR, recordando que el 18 de abril de 1936 el Gobernador de Mendoza, Guillermo Cano, instituyó por decreto provincial la Fiesta de la Vendimia de manera oficial.

La celebración nació como una fiesta popular de la cosecha de la uva y su origen se remonta a la época de las grandes inmigraciones cuando, al finalizar la cosecha, celebraban con bailes y cantos las bondades de la naturaleza y el trabajo de agricultores y cosechadores. En sus comienzos se elegía a la más linda de las mujeres y se la coronaba con hojas de vid y racimos de uva. Este sencillo homenaje fue la fuente inspiradora de la fiesta que vive Mendoza anualmente. La primera Fiesta se celebró el 11 de abril de 1913, cuando se realizó el Congreso de la Industria y el Comercio, que finalizó con un desfile de vendimiadores y de carrozas alegóricas.

“Desde que comenzó, aquel abril de 1913, hasta la actualidad, la celebración fue creciendo en producción, espectadores y trascendencia hasta convertirse en una de las fiestas más importantes del país con proyección internacional. En 2011 la revista National Geographic la nombró como la segunda fiesta de la cosecha más importante del mundo, después del Día de Acción de Gracias, celebrada en Estados Unidos. Es considerada por sus desfiles de la Vía Blanca y del Carrusel, una de las cinco festividades más importantes y populares del mundo, junto al Carnaval de Río de Janeiro. Por la importancia del legado de la Fiesta Nacional de la Vendimia y su difusión en la posteridad es que estamos proponiendo esta iniciativa”, concluyó el diputado Borsani.

Comentar

comentarios

Temas relacionados