La Generación Z quiere liberar a las redes sociales de la tiranía del «*postureo»

La Generación Z está más presta que otros grupos de edad a dar cuenta de la presión que existe en las redes sociales por ser (artificialmente) perfecto.

La Generación Z es particularmente activa en las redes sociales, pero no por ello tiene una venda en los ojos y es perfectamente consciente de los peligros que hay agazapados en las entrañas de estas plataformas. No en vano, el 45% de los centennials, que se ufanan de ser adalides de la autenticidad, creen que en los social media hay excesiva presión por enarbolar la bandera de la perfección, según un reciente estudio de GWI.

El informe, en el que GWI puso bajo la lupa a 9.000 usuarios de las redes sociales de entre 16 y 64 años en siete mercados diferentes, pone de manifiesto que la Generación Z está más presta que otros grupos de edad a dar cuenta de la presión que existe en las redes sociales por ser (artificialmente) perfecto. Los centennials muestran además mayor predisposición que otras generaciones a apostar por la autenticidad en las plataformas 2.0, donde creen que la gente debería mostrarse más real y zafarse en este sentido de las garras del «postureo».

Quizás por esta razón la Generación Z está también menos pronta que otros grupos de edad a tratar a toda costa de impresionar a los demás en las redes sociales y da cuenta asimismo de una mayor propensión a dar alas a sus sentimientos (100% genuinos) en estos canales.

Esto no quiere decir, no obstante, que los centennials sean los únicos paladines de la autenticidad en las redes sociales y que el resto de generaciones se muestren más bien ambivalentes a este respecto en estas plataformas. Un informe de Bazaarvoice concluye que los usuarios de las redes sociales consideran que el contenido más auténtico y genuino en estos canales lleva la rúbrica de expertos en determinadas materias y no de celebridades o influencers.

La autenticidad parece abocada a refulgir con más fuerza en las redes sociales

Este sentir parece estar en sintonía con otro dato del estudio de GWI: los usuarios que en las redes sociales siguen a expertos en belleza están más predispuestos que la media a reclamar mayor autenticidad a las marcas. Además, están también más prontos a exigir a los prescriptores y a las «celebrities» transparencia sobre la manera en que utilizan filtros.

En las redes sociales los usuarios demandan en términos generales a las personas y grupos que allí siguen contenido divertido, entretenido, útil y educativo. Y les preocupa en realidad bastante poco las personas que se abren paso en ese contenido luzcan excepcionalmente perfectas.

El impacto negativo de las redes sociales en la salud mental de los más jóvenes ha impelido a no pocos usuarios a dar plantón a estas plataformas. No en vano, los usuarios dan actualmente muestra de más niveles de estrés y ansiedad que en el pasado. Tales niveles de estrés y ansiedad se dispararon particularmente entre el segundo trimestre de 2020 y el segundo trimestre de 2021.

Conviene además hacer notar que la Generación Z es el grupo de edad cuya salud mental se ha visto más severamente baqueteada por la pandemia. La mitad de los centennials confiesa que sus niveles de estrés y ansiedad han emprendido lamentablemente el vuelo durante la pandemia.

La buena noticia es que el teletrabajo solapado a la pandemia parece haber tenido un efecto balsámico en la salud mental de las personas. Y entre aquellos que trabajan desde casa existe una mayor predisposición a dar cuenta de la mejoría en su salud mental que entre quienes no se han acogido en los últimos meses a la fórmula del «home office».

*Postureo: Comportamiento poco natural de una persona que se esfuerza por dar una imagen pública para conseguir la aprobación de otras personas. «todas las fotos que cuelga son únicamente por postureo»

Fuente: marketingdirecto.com

Temas relacionados