La Iglesia del Carmen de La Villa 25 de Mayo

Iglesia VillaEsta semana la profesora e historiadora María Elena Izuel, nos deleita con una excelente nota sobre la Iglesia del Carmen de la Villa 25 de Mayo.
En el momento que comenzaron a juntar el dinero para construir la nueva iglesia el Cura Párroco era el Padre Manuel Marco, quien luego trajo a los italianos que formaron Colonia Italiana, en ese momento estaba a cargo de la Iglesia y de la colecta de fondos. El Padre Manuel Marco era italiano, provenía de una familia de buena posición y se vino a la Argentina con su hermano Lázaro, que luego fue soldado. Sus padres quedaron en Italia y al fallecer le dejaron una importante herencia que la ocupó en la compra de tierras en San Rafael.
Había  llegado a la zona como Capellán del 7° de Caballería y cuando éste fue enviado a otro sitio,  decidió quedarse para hacer producir a las tierras que tenía compradas. Años después, proveniente de Italia llegó su hermana Marina, quien contrajo enlace con don Pablo Cuartara y se establecieron en Rama Caída, donde formaron una gran familia.
No sólo fue el sacerdote del pueblo sino que también actuó como maestro, en tiempos en que la educación era dejada de lado, porque era más importante defenderse de ataques o trabajar.
La colecta de fondos se efectuaba en forma permanente, pero nunca alcanzaba para terminar la obra, por ese motivo si bien el templo se había iniciado, tardó muchos años en terminarse. Se determinó colocar  la puerta en dirección al Norte, pues “los templos con puertas al Sur son fríos y antihigiénicos”.
También se contrató el acarreo de piedras para los cimientos, con un arriero y la corta de adobes, al valor de Diez Pesos los 1000.
Fueron designados padrinos del Nuevo Templo los Sres. don Francisco Civit, don Domingo Bombal, don Carlos González y don José Rudecindo Ponce, los nombrados, en su mayoría poseían tierras en San Rafael, pero vivían en la Ciudad de Mendoza, agradecieron por nota la distinción. Don Domingo Bombal donó toda la madera necesaria para el techo y los otros padrinos, deben haber hecho importantes donaciones de dinero.
El Poder Ejecutivo mediante decreto del 16 de abril de 1889,  otorgó título de propiedad por sitios fiscales para la Municipalidad y otro para la Iglesia. Este terreno  medía 62 m de frente por 62 m de fondo. Ambos estaban ubicados frente a la Plaza, tal como se hacía en las antiguas ciudades hispánicas, la plaza con el tiempo se convirtió en la plaza del Centenario, cuando en 1910 se le dio nombre.
Hasta 1869 la capilla de San Rafael había oficiado de vice-parroquia del curato del Valle de Uco.
El nuevo templo recién fue inaugurado en 1891, es la Capilla más antigua del Sur Mendocino de estilo colonial, hermosa en su simplicidad, pero no se hicieron las tres naves como estaba en los planos, sino una sola.
Originalmente el campanario estaba ubicado sobre el altar, pero con el tiempo se trasladó al frente, tal como se conserva en la actualidad.  Tenía 3 campanas, una de ellas pesaba 200 kg, en la restauración efectuada en  el año 1999, fueron bajadas con mucho cuidado por temor a que el campanario se dañara.
Lamentablemente, las campanas se habían fisurado y hubo que mandar a hacer otra nueva, para lo cual se ha hecho otro campanario al lado de la Iglesia, ya que no existe seguridad de que el viejo aguante el peso  de las campanas. Las campanas en desuso se encuentran a la entrada del templo donde se pueden apreciar.
En el altar se puede observar un crucifijo muy antiguo, que no sé bien en qué época se introdujo.
En 1890, al levantarse el primer plano de la Villa de San Rafael, ya aparece la Iglesia en el lugar enfrente de la plaza.
Después de  1903, al trasladarse la cabecera departamental a Colonia Francesa, la Iglesia de San Ambrosio fue designada parroquia de San Rafael y la iglesia de la villa fue designada como Parroquia del Carmen.

Ha sido declarada Monumento Histórico Provincial por ley N° 5424 del 3 de julio de 1989, durante la Gobernación de don Luis Felipe Llaver  y “Patrimonio Cultural departamental por resolución 177/93 del intendente don Vicente  Emilio Russo.

Durante el año 2003, la Provincia le hizo un trabajo de restauración que la ha dejado en muy buenas condiciones, los techos son de caña y el coro también está restaurado.

Anteriormente se habían efectuado otros trabajos de restauración, pero desconociendo el material, se había perjudicado a la construcción.

La mayoría de los datos sobre la construcción, los hallé en el Archivo Municipal en el libro de Actas más antiguo que existe.

Prof. María Elena Izuel.

LA IGLESIA DEL CARMEN DE LA VILLA

En el momento que comenzaron a juntar el dinero para construir la nueva iglesia el Cura Párroco era el Padre Manuel Marco, quien luego trajo a los italianos que formaron Colonia Italiana, en ese momento estaba a cargo de la Iglesia y de la colecta de fondos. El Padre Manuel Marco era italiano, provenía de una familia de buena posición y se vino a la Argentina con su hermano Lázaro, que luego fue soldado. Sus padres quedaron en Italia y al fallecer le dejaron una importante herencia que la ocupó en la compra de tierras en San Rafael.

Había  llegado a la zona como Capellán del 7° de Caballería y cuando éste fue enviado a otro sitio,  decidió quedarse para hacer producir a las tierras que tenía compradas. Años después, proveniente de Italia llegó su hermana Marina, quien contrajo enlace con don Pablo Cuartara y se establecieron en Rama Caída, donde formaron una gran familia.

No sólo fue el sacerdote del pueblo sino que también actuó como maestro, en tiempos en que la educación era dejada de lado, porque era más importante defenderse de ataques o trabajar.

La colecta de fondos se efectuaba en forma permanente, pero nunca alcanzaba para terminar la obra, por ese motivo si bien el templo se había iniciado, tardó muchos años en terminarse. Se determinó colocar  la puerta en dirección al Norte, pues “los templos con puertas al Sur son fríos y antihigiénicos”.

También se contrató el acarreo de piedras para los cimientos, con un arriero y la corta de adobes, al valor de Diez Pesos los 1000.

Fueron designados padrinos del Nuevo Templo los Sres. don Francisco Civit, don Domingo Bombal, don Carlos González y don José Rudecindo Ponce, los nombrados, en su mayoría poseían tierras en San Rafael, pero vivían en la Ciudad de Mendoza, agradecieron por nota la distinción. Don Domingo Bombal donó toda la madera necesaria para el techo y los otros padrinos, deben haber hecho importantes donaciones de dinero.

El Poder Ejecutivo mediante decreto del 16 de abril de 1889,  otorgó título de propiedad por sitios fiscales para la Municipalidad y otro para la Iglesia. Este terreno  medía 62 m de frente por 62 m de fondo. Ambos estaban ubicados frente a la Plaza, tal como se hacía en las antiguas ciudades hispánicas, la plaza con el tiempo se convirtió en la plaza del Centenario, cuando en 1910 se le dio nombre.

Hasta 1869 la capilla de San Rafael había oficiado de vice-parroquia del curato del Valle de Uco.

El nuevo templo recién fue inaugurado en 1891, es la Capilla más antigua del Sur Mendocino de estilo colonial, hermosa en su simplicidad, pero no se hicieron las tres naves como estaba en los planos, sino una sola.

Originalmente el campanario estaba ubicado sobre el altar, pero con el tiempo se trasladó al frente, tal como se conserva en la actualidad.  Tenía 3 campanas, una de ellas pesaba 200 kg, en la restauración efectuada en  el año 1999, fueron bajadas con mucho cuidado por temor a que el campanario se dañara.

Lamentablemente, las campanas se habían fisurado y hubo que mandar a hacer otra nueva, para lo cual se ha hecho otro campanario al lado de la Iglesia, ya que no existe seguridad de que el viejo aguante el peso  de las campanas. Las campanas en desuso se encuentran a la entrada del templo donde se pueden apreciar.

En el altar se puede observar un crucifijo muy antiguo, que no sé bien en qué época se introdujo.

En 1890, al levantarse el primer plano de la Villa de San Rafael, ya aparece la Iglesia en el lugar enfrente de la plaza.

Después de  1903, al trasladarse la cabecera departamental a Colonia Francesa, la Iglesia de San Ambrosio fue designada parroquia de San Rafael y la iglesia de la villa fue designada como Parroquia del Carmen.

 

Ha sido declarada Monumento Histórico Provincial por ley N° 5424 del 3 de julio de 1989, durante la Gobernación de don Luis Felipe Llaver  y “Patrimonio Cultural departamental por resolución 177/93 del intendente don Vicente  Emilio Russo.

 

Durante el año 2003, la Provincia le hizo un trabajo de restauración que la ha dejado en muy buenas condiciones, los techos son de caña y el coro también está restaurado.

 

Anteriormente se habían efectuado otros trabajos de restauración, pero desconociendo el material, se había perjudicado a la construcción.

 

La mayoría de los datos sobre la construcción, los hallé en el Archivo Municipal en el libro de Actas más antiguo que existe.

 

Prof. María Elena Izuel.

 

 

Temas relacionados