La medición de inflación local continuará dependiendo del Indec

La Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas ya envió un primer relevamiento para el nuevo IPCNU que hace el INDEC. “Tener un índice propio no está proyectado aún», aseguró su responsable, María Inés Crisafulli.

 

Ahora que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) está a punto de exhibir los datos delnuevo Índice de Precios al Consumidor Nacional Urbano (IPCNU), desde el Gobierno provincial  se confirmó que ya se envió un primer informe al respecto, pero, de igual manera, se descartó que haya una decisión de volver a publicar ese indicador con datos locales.

La responsable de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE), María Inés Crisafulli, fue quien confirmó la remisión de datos al Indec y, a la vez, la funcionaria indicó que en la  actualidad no hay una metodología propia, que no hay condiciones locales y que no sería conveniente la elaboración de un IPC mendocino, ya que hoy no se podría hacer una comparación con el  trabajo que realiza el organismo nacional.

“Tener un índice propio no está proyectado aún, tal vez podría ser más adelante. Por ahora estamos acompañando el proceso que está realizando la Nación. Un índice propio requiere de tiempo y de armar un equipo”, aportó la directora de la DEIE.

Cuando se le preguntó a Crisafulli con cuánto personal cuenta para trabajar, expresó: “Con siete personas”, y agregó, ante la consulta de si era suficiente para elaborar un índice provincial: “No, se  requiere de más personal”.

Ante la falta de parámetros propios con los que cuenten los mendocinos  para conocer las variaciones de precios de productos y servicios, hay que aceptar los datos del INDEC como la mirada  oficial, y los últimos datos suministrados por el instituto  indicaron que la inflación de agostofue de 0,8 por ciento, un tercio de la calculada por el sector privado.

De esta forma, en ocho meses, la variación de precios al consumidor fue de 6,6 por ciento, mientras frente a agosto del 2012 alcanzó a 10,5 por ciento.

Según las consultoras económicas, la inflación de agosto fue de 2,11 por ciento y en doce meses ascendió a 25 por ciento, con lo cual, en la medición interanual, la brecha con la oficial es de cuatro veces.

El Gobierno nacional prometió que en el último cuatrimestre de este año pondría en marcha una nueva metodología para medir la inflación, actualización que, además, es reclamada por el Fondo
Monetario Internacional (FMI).

Tras la falta de credibilidad que tiene el Indec en los últimos años, y luego de presiones internas y externas por la legitimidad de los índices que difunde, el año pasado, el Gobierno nacional decidió  reformular su metodología.

De esta forma, desde el Indec ahora se explica que el nuevo IPCNU tendrá una amplia cobertura territorial y poblacional, y la ciudadanía de referencia será la urbana del país que habita en las  localidades de 5.000 y más personas.

Mensualmente, se relevarán 200 mil precios en, aproximadamente, 12 mil comercios ubicados en más de 100 localidades de las 24 jurisdicciones provinciales del país.

La directora del Indec, Ana María Edwin, ha comentado en los últimos días lo siguiente: “Por primera vez estarán representadas todas las regiones y los consumos a lo largo y ancho del país”.

Asimismo, precisó que en julio “se hizo el primer ensayo experimental del nuevo proceso estadístico, que fue la puesta a punto de  todos los dispositivos que se ponen en marcha para un operativo  de esta magnitud.”

Sobre este punto, Crisafulli brindó algunos detalles del trabajo hecho en la provincia y presentado al INDEC. “Empezamos a tomar precios en agosto y lo seguimos haciendo durante este mes. Cada  región tiene una canasta de productos y servicios,  en nuestro caso es de 620 puntos. Hacemos el relevamiento, ingresamos los datos y ellos (por el INDEC) calculan. Nosotros no estamos en  condiciones de hacer algún cálculo, estamos en la etapa de fijar las características de los productos, es decir, por ejemplo, marca, gramaje, etcétera. Luego, empezaremos a hacer el seguimiento. Si  hay verificación de cambios de precios encubiertos, lo sabremos luego”, dijo.

De esta manera, Crisafulli explicó una modalidad que en el último tiempo ha sido utilizada por las marcas de productos de consumo masivo, como es bajar la cantidad de gramos de un ítem y  mantener el mismo precio de cuando contenía más peso, en una estrategia sostenida en la modificación del empaque.

“Es una tarea muy minuciosa, en este primer informe sólo hemos enviado los  precios, pero hay que tener en cuenta que con el índice anterior se median 436 productos, y en la actualidad son 620”, explicó.

Luego, la funcionaria provincial aportó que han sido 1.200 los comercios relevados, lo que incluye al Gran Mendoza y San Rafael. Uno de los aspectos que han comentado extraoficialmente quienes han venido trabajando en los últimos tiempos encuestas del  INDEC, es que, ante la falta de confiabilidadpública que tiene el organismo, se les hace complejo a los encuestadores recibir respuestas  en todos los puntos de un formulario, lo que la quita eficacia al trabajo final del relevamiento de precios.

Sobre esto, Crisafulli indicó que en la actualidad no está sucediendo con los comerciantes, pero, de igual manera, admitió que es una situación que se presenta cuando a un encuestado se le  pregunta por el nivel de ingresos.

“Ahora no estamos teniendo ningún rechazo, al contrario, los comerciantes han mostrado que es necesario colaborar”, aseveró.

Si bien ahora hay canastas regionales para medir el IPCNU, en nuestro caso –incluida con San Juan, San Luis y La Rioja–, modificando la cobertura que se hacía antes –cuando el INDEC daba un  informe nacional que sólo incluía a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires– es de igual manera cierto que la metodología usada en todo el país es bajada a rajatabla por el Indec a las provincias, lo que sigue generando suspicacias.

Al respecto, cuando fue consultada Crisafulli sobre la confiabilidad de lo que se está haciendo hoy, respondió: “Es seria, está muy auditada, tanto por universidades como por organismos  internacionales”.

Temas relacionados