La nueva Municipalidad : La Casa de Piedra

(*)Tras los problemas surgidos en la Jefatura Política entre la policía y los Concejales, la Municipalidad comenzó a buscar otro edificio.  El Ingeniero Enrique del Castillo, estuvo varios años en San Rafael, ya que fue encargado por el Ministerio de Obras Públicas de la Nación de supervisar los trabajos de construcción de los puentes de la Isla del Río, ofreció su casa ubicada sobre la actual Av. H.Yrigoyen entre las calles Bombal y Buenos Aires. Aceptaron el ofrecimiento y la casa fue alquilada durante un tiempo hasta que estuviera listo el nuevo edificio en construcción.

Como Iselín había ofrecido el lote para construir la Municipalidad en el nuevo casco urbano, lo que había sido  aceptado por el Concejo Deliberante, decidieron construir su propio edificio. Para obtener el dinero necesario para la construcción se hizo una colecta popular y el Gobierno Provincial aportó  $4.000.-, pero como el dinero no alcanzaba recurrieron nuevamente a Iselín.

Los Concejales lo hicieron con mucho tacto, primero le informaron que habían decidido colocar su nombre a la Calle de la Estación ( hoy San Martín), en “mérito a los adelantos y progresos”;  Iselín se sintió muy honrado, aceptó la distinción y después que les agradeció, le efectuaron el pedido: “necesitaban Dos mil Pesos, para terminar la obra”. Este sonriendo, les dio un cheque y así se pudo completar la suma necesaria para la  construcción de la Casa Municipal. El costo total  fue de $13.000.-.

En 1906, una vez escriturado el lote,  se llamó a licitación para la presentación de planos y presupuesto.

Recién en agosto de 1907 fueron aprobados los planos para la Municipalidad, adoptándose los presentados por el Ingeniero Rossetti.

La construcción se inició el 14 de junio de 1908. El terreno para la Municipalidad, de 35 m de frente por 100 de fondo, estaba ubicado frente a la Plaza, en el mismo sitio donde hoy se halla el edificio: en Cmte Salas y Belgrano, con salida también a la calle Bombal.

Era de adobe, material muy utilizado en la época, pero estaba construida sobre fuertes cimientos de piedra, por lo que se la conoció como la Casa de Piedra.

Durante muchos años fue restaurada, reformada, ampliada, según las necesidades del momento, y parte de esta antigua casona sobrevivió hasta la Intendencia del Ingeniero Ramón Mercado en 1980, cuando fue demolida para construir el ala sur y Oeste del actual edificio.

 

 

(*)  Prof. María Elena Izuel

Temas relacionados