La pandemia recrudeció la violencia

El último informe de la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) muestran que la entidad recibió 10.919 de violencia durante la pandemia. En el 78% de los casos en los que intervino la Justicia Civil, se dictaron prohibiciones de acercamiento de los agresores.

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia de la Nación difundió un informe de gestión cuyas estadísticas revelan que durante la pandemia recibió 10.919 denuncias en sus dependencias.

En el 78 % de los casos en los que intervino la Justicia Civil se dictaron prohibiciones de acercamiento de los agresores. En el 68 % se prohibió el contacto telefónico o por vías digitales, y en el 27 % se suministró un botón antipánico a las personas afectadas, entre otras medidas de protección que pueden combinarse.

La dependencia a cargo de Elena Highton de Nolasco también respondió 5.175 consultas informativas y 51 extrajurisdiccionales y, en relación con las derivaciones a los fueros civil y penal, se relevaron un total de 11.587 actuaciones judiciales.

El informe recordó que una de las primeras medidas de prevención se tomaron a principios de marzo, cuando la Cámara Civil facilitó a la OVD una sala de espera en la planta baja de Lavalle 1220, para cumplir con la debida distancia entre las personas. Por su parte, la Corte Suprema proveyó insumos de prevención y protección para sus profesionales, como barbijos, termómetros infrarrojos, alcohol en gel, guantes descartables y alfombras sanitizadas, entre otros.

Además, se colocaron acrílicos en los puestos de admisión para la atención al público y se implementó un protocolo de protección e higiene para la entrevista con el personal médico y los equipos interdisciplinarios.

La dependencia que estuvo a cargo de Elena Highton de Nolasco hasta su renuncia al Máximo Tribunal también respondió 5.175 consultas informativas y 51 extrajurisdiccionales y, en relación con las derivaciones a los fueros civil y penal, se relevaron un total de 11.587 actuaciones judiciales.

En cuanto al personal, se habilitó una dotación de personal suficiente de acuerdo con las diversas circunstancias personales de funcionarios/as y empleados/as (edad, lugar de residencia, cuidado de niñas/os en el hogar, antecedentes de salud, etc.).

Al respecto, explicaron que «si bien el personal de la oficina se redujo considerablemente porque muchos pertenecen a grupos de riesgo, se logró garantizar el servicio durante las 24 horas y se adecuaron los criterios de admisión al contexto de crisis». Agregaron que «se intensificó el servicio de limpieza y se solicitó su ampliación horaria, ya que la OVD es la única dependencia judicial que permanece abierta ininterrumpidamente».

La OVD destacó que el servicio 24 horas se dio gracias a que los equipos interdisciplinarios elaboraron informes de riesgo de manera presencial y a través de un sistema remoto, y se implementó la notificación electrónica y la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil dispuso prórrogas automáticas de las cautelares dictadas.

Por diariojudicial.com

 

 

 

 

 

Temas relacionados

Deja tu comentario