La Policía Federal deberá indemnizar a familia de delincuente abatido

Palacio de JusticiaAsí lo ordenó la justicia. Robaba en un garaje de Flores. Fue en agosto de 1995. Murieron dos ladrones.

La Policía Federal deberá indemnizar con $85.500 a la viuda y a los tres hijos de un malviviente que fue abatido por efectivos de la fuerza cuando robaba en un garaje del barrio porteño de Flores, según un fallo de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal firmado por los jueces Martín Diego Farrell y María Susana Najurieta.

Los magistrados consideraron acertada la decisión del juez de primera instancia de atribuir a la víctima sólo el 50% de responsabilidad por su muerte y basaron su decisión en el «dolor» que motivó el fallecimiento del delincuente en sus familiares.

La historia

El 16 de agosto de 1995, Raúl Fussetti, en compañía de Alejandro Samad, otro delincuente, ingresó en un garaje ubicado en Camacuá al 100. Luego de reducir al cuidador del lugar, se enfrentaron con la Policía y ambos ladrones murieron. Por el hecho, fue condenado y separado de su cargo Daniel Nicuesa, en ese entonces jefe de la seccional 38ª, por exceso en legítima defensa.

Luego, la familia de Fussetti inició una demanda contra la Policía Federal y el Ministerio del Interior, reclamando el pago de una indemnización. En primera instancia, la Justicia falló a favor y ordenó el pago de 125.000 pesos. Sin embargo, ambas partes apelaron y el fallo pasó a la Cámara, que ahora resolvió el pago de 85.000 pesos.

«El daño moral debe ser resarcido (…) Delincuente o no, la víctima era esposo y padre. Con o sin defectos, su familia ha debido experimentar un dolor moral por su pérdida y es este dolor el que aquí se resarce», indicaron los camaristas, por lo que se le pagará $50.000 a la viuda, y $15.000, $12.000 y $8.000 al resto de los hijos, publicó Diario Popular.

Temas relacionados