La Policía italiana incautó copia de un F-1 de Ferrari

La máquina podría estar hecha con una impresora 3D. Es una increíble historia la que ha acontecido en Roma.

La Policía italiana ha incautado una falsificación de un coche de Fórmula 1. Así, como suena. Se trata de un Ferrari SF90 con el que la marca italiana participó en el mundial de Fórmula 1 en 2019, con resultados bastante buenos. La situación ha sido dantesca.

La falsificación, hecha a escala 1:1, provenía de Brasil e iba directa a un concesionario de la Toscana. La Policía, extrañada, la incautó y se puso en contacto con la Scuderia Ferrari, donde les pidieron que retuviesen el cargamento porque era una copia idéntica no autorizada de su coche de Fórmula 1 de 2019.

El coche iba destinado a una exhibición y se cree que se pudo hacer a raíz de fotos del Ferrari SF90

Fue la Agencia de Patentes y Monopolios, junto a miembros de la Guardia di Finanza, quienes decidieron incautar la réplica del coche de Fórmula 1 hasta tener una versión oficial por parte de Ferrari sobre qué estaba sucediendo. La respuesta fue que no sabían nada de ese vehículo que estaban viendo.

Se sospecha que estaba destinado a ser un coche de exhibición en algún concesionario, pero lo sorprendente es que es una réplica prácticamente calcada del Ferrari de Fórmula 1. Se cree que a base de fotografías del monoplaza y con impresoras de 3D se ha podido hacer esta falsificación que da bastante el pego.

Por supuesto, hablamos solo del chasis, no tenía partes mecánicas ni eléctricas, lo que hace pensar que era simplemente un coche para exhibición. Está hecho a escala 1:1 y estaba en un contenedor que provenía de Brasil, y al parecer tenía como destino un concesionario en la Toscana, donde Ferrari tiene el circuito de Mugello.

Al parecer, según informa la Policía, el modelo supone una clara violación de los derechos de propiedad intelectuales e industrial de Ferrari, ya que evidentemente la compañía tenía registrado su coche de Fórmula 1. Veremos qué castigo impone la justicia italiana a los responsables de tamaña falsificación.

Lo más curioso es que en las fotografía difundidas por la Policía italiana podemos ver como, al lado del Ferrari, hay un McLaren de Fórmula 1 antiguo. No se han facilitado datos sobre ese coche, pero a simple vista es bastante evidente que se trata de otra copia, en este caso del McLaren MP4/4 con motor Honda con el que Ayrton Senna ganó su primer mundial de Fórmula 1 en 1988.

El Ferrari SF90 es el último coche ganador de la Scuderia italiana. Concretamente, Charles Leclerc se llevó los triunfos en Spa y Monza, mientras que Sebastian Vettel logró en Singapur la que aún sigue siendo la última victoria de Ferrari en la Fórmula 1. Es un monoplaza querido por los ferraristas, pero en este caso parece que algún tifosi se ha pasado de listo.

Fuente Motorpasion

 

Temas relacionados