La primera compañía eléctrica de San Rafael

Como  hemos visto en un capítulo anterior la Municipalidad llamó a licitación para instalar la luz eléctrica en San Rafael en el año 1913, y de los muchos llamados a licitación no se pudo obtener respuesta,  recién en 1918 se otorgó  la concesión a los señores Dalmau y Sigüenza.

A don Francisco Dalmau, ya lo hemos visto actuar con respecto a la instalación de los teléfonos y también en la construcción del primer edificio de dos pisos: el Bar Colón, era un español muy activo y deseoso de que San Rafael contara con todos los adelantos de las grandes ciudades.

De acuerdo a las actas municipales la propuesta de estos señores fue verbal y trataron así durante un tiempo, hasta que lo convenido se volcó a un acta el día 31 de agosto de 1918.

Los temas en los cuales se llegó a común acuerdo fueron los siguientes:

Art.1°: Suscribir un convenio con los señores Sigüenza y Dalmau sobre instalaciones generales para la provisión de energía eléctrica para los servicios de alumbrado público, privado y fuerza motriz dentro del departamento, ad-referendum del Honorable Concejo Deliberante.

Art.2°: Transcribir íntegramente en el Libro de Resoluciones el convenio.  Como consecuencia de éste la Municipalidad acuerda a los concesionarios los derechos y estos contraen obligaciones que son las siguientes:

a)      Entregar la corriente para el alumbrado público en  la cantidad y horas que se determinen y una fuerza motriz de 20 H.P. desde las 10 p.m. a 2 a.m.

b)      Los concesionarios proveerán gratuitamente a la Municipalidad de energía eléctrica para su uso y consumo en lámparas de filamento metálico destinadas a la casa municipal.

c)      Dentro de los 8 meses de la fecha los concesionarios se obligan a librar al servicio público. Si no lo hicieran tendrían una multa de $100.- por cada semana de retraso.

d)     Al efectuar las instalaciones en las calles deberán tener en cuenta todas las medidas de seguridad para los transeúntes y que no obstaculicen el tránsito.

e)      Las redes principales para el alumbrado público y su distribución,  corren por cuenta y cargo de los concesionarios.

f)       La municipalidad supervisará, previamente,  los materiales que deberán usar en las instalaciones.

g)      Las lámparas de alumbrado público, 60 en total,  se colocarán donde la Municipalidad  lo determine y podrán usufructuar las columnas de madera y hierro que hay en los ejes de las calles.

h)      Podrán hacer uso de las calles para colocar las redes de cables y las lámparas, pero teniendo en cuenta ordenanzas y reglamentos.

i)        Podrán proveer de energía eléctrica a las casas de comercio, industrias y de familia, para darles luz y fuerza motriz, aprovechando  la red pública, donde no hubiera columnas y cables podrán instalarlas, previendo ampliaciones.

j)        La municipalidad podrá inspeccionar los medidores de los particulares.

k)      Las instalaciones dentro de las casas particulares se harán de acuerdo a los reglamentos y no serán aprobadas si no cumplen con todos los requisitos. Se cobrará multa a los concesionarios si están en infracción. Cada vecino usará los servicios del personal de su elección, siempre que tenga autorización municipal.

l)        Antes de comenzar los trabajos presentarán un plano de la red de cables, no pudiendo estar los cables a una altura menor a 5 m y las lámparas en la máxima altura de las columnas.

m)    En caso de que alguien dañara las lámparas o columnas, la reparación corre por

cuenta de la Municipalidad.

n)      La municipalidad exime del pago de patentes a los concesionarios,  por la instalación de la usina y de todos los trabajos que hagan mientras esté en vigor el convenio.

  • o)      Cuando se venza el contrato y se llame nuevamente a licitación, los concesionarios tendrán preferencia, en igualdad de condiciones con el resto.

p)      La duración del convenio será de cinco años a contar de la inauguración del servicio.

q)      Previo consentimiento de la Municipalidad podrán ceder sus derechos a otra compañía.

r)       Una vez aprobado por el Honorable Concejo Deliberante será elevado a Escritura Pública.

s)       Cualquier diferencia que se suscitara será resuelta amigablemente.

t)       Se harán tres copias del mismo: para la Municipalidad de San Rafael, para  el Honorable Concejo Deliberante y para los concesionarios.

Esta Acta está firmada por el Sr. Egidio Casnati como Intendente Municipal Interventor, los señores Sigüenza y Dalmau, como  concesionarios y el Sr. Zuretti como Secretario Municipal.

Inauguraron  la usina el día 14 de abril de 1923 con un lunch. Era también socio el Sr. Soler y trabajó con ellos, a cargo de las máquinas el Sr. Tirado. Los motores que instalaron fueron Ruston y Hornsby con generador E.C.K. de 170 H.P. La fuerza del motor Ruston

Stocupors la proveía el gas de orujo.

La demanda superó las expectativas del primer generador, entonces al año siguiente, el 25 de mayo de 1924, instalaron un motor Ruston Vertical a petróleo crudo de 220 H.P.

La primera Usina estuvo ubicada en la esquina de las calles Av. Libertador y Coronel Suárez. Las fotografías del evento fueron tomadas por don Juan Pi.

Alrededor de 1928 los socios vendieron a una compañía norteamericana y posteriormente la compró la Compañía Luz y Fuerza que tenía una  usina en Mendoza, instalándose en la calle Edison, donde aún se encuentra.

Don Francisco Dalmau, un gran pionero de los adelantos y el progreso para San Rafael, falleció, en su tierra adoptiva el día 18 de febrero de 1939.

Prof. María Elena Izuel

 

Temas relacionados