La Provincia amenazada por la pérdida de puestos de trabajo

emergencia agropecuaria*Finalmente el gobierno reconoció un incremento de los índices de desempleo en la Provincia.

Fue el propio primer mandatario, Francisco Pérez quien explicó que el desempleo en Mendoza ha crecido de 3.7 a 4.4 . Incluso el ministro responsable de Agroindustria, Marcelo Barg admitió que es un tema que «los preocupa».

Los empresarios nucleados en UCIM advierten, por su parte, que una constante caída del consumo podría agravar aún más la situación que ya es desfavorable.

Tanto el sector agroindustrial, afectado por malas cosechas que disminuyeron la demanda de mano de obra; el industrial, perjudicado por el tipo de cambio que provoca falta de competitividad y el comercial, vulnerado por el comercio desleal y la economía informal, se encuentran amenazados no sólo por tener que prescindir de recurso humano, sino de ver en serio riesgo la permanencia de su actividad.

La recesión económica y la inflación son un escenario para nada halagüeño en una provincia (y un país) que necesita un cambio de rumbo para no seguir generando condiciones para el crecimiento de la pobreza y la indigencia.

Lamentablemente todas las condiciones macroeconómicas, como están dadas, impiden ver un panorama alentador.

Los empresarios del comercio y la industria de la provincia esperan que el Estado active medidas que frenen el deterioro de la economía en general y permitan avisorar mejores perspectivas en cuanto al mantenimiento y la generación de fuentes de trabajo, principales proveedoras de dignidad para las personas y las familias.

Daniel Ariosto-Presidente de UCIM

Temas relacionados