La UCR propone disolver el EPAS

El proyecto del legislador alvearense Alejandro Molero, ingresó al Senado Provincial.

Ya tiene estado parlamentario un proyecto de ley presentado por el senador radical Alejandro Molero quien ha señalado que a  partir de la creación de Agua y Saneamientos Mendoza (Aysam),  “no existe más un concesionario privado al cual controlar, y los recursos que se gastan en el Ente Regulador de Agua y Saneamiento (EPAS) deben  ser utilizados en el mejoramiento de la infraestructura del servicio sanitario”.

De esta manera Molero lo que impulsa es la derogación de  la Ley Nº 6044, cesando de inmediato las funciones del Directorio del Ente Provincial del Agua y de Saneamiento (EPAS) y de los funcionarios fuera de nivel del mismo, o sea la disolución del organismo.

“Todas las funciones del EPAS  deben pasar a ser cumplidas por el Ministerio de Infraestructura, quien deberá reglamentar lo normado en el plazo de sesenta días de sancionada la ley y el personal de planta del Ente Provincial del Agua y de Saneamiento (EPAS) y la tasa del 2,76% por inspección, control y sostenimiento al mismo, en la reglamentación determinada, se aplicará íntegramente al mantenimiento y expansión de las redes de agua y cloacas” explicó Molero.

FUNDAMENTOS

Honorable Cámara:
El presente proyecto de ley tiene por objeto derogar la Ley Nº 6044, cesando de inmediato las funciones del Directorio del Ente Provincial del Agua y de Saneamiento (EPAS) y de los funcionarios fuera de nivel del mismo.

En 1993, con la sanción de la Ley 6.044, hace su entrada en el escenario institucional de la provincia de Mendoza el Ente Provincial del Agua y el Saneamiento (EPAS). Dicha ley establece para éste las funciones de regulación, control y policía de los servicios de agua potable y saneamiento (en tanto operados o prestados por otros) y la obligación de emitir las normas de calidad del agua para consumo humano.

Los entes reguladores deben concebirse transparentes y permeables, para poder recibir y procesar demandas e intereses de los regulados (prestadores de los servicios), de los consumidores y del poder político.

De los regulados, porque una de sus funciones es preservar las relaciones de competencia, corrigiendo las fallas del mercado e impidiendo la inviabilidad económica del sistema.

De los consumidores, porque ellos serán los principales beneficiarios de la regulación y a la vez los mayores interesados en la eficiencia regulatoria.

Del poder político, porque es el responsable del establecimiento de las políticas públicas que inciden sobre el sector.
Se puede ver que son funciones superpuestas de un mismo Estado.

Cuando se conforma el EPAS tiene como base cuatro funciones:
•    Controlar
•    Regular
•    Planificar
•    Protección del usuario
A partir de la creación de Agua y Saneamientos Mendoza (Aysam), no existe más un concesionario privado al cual controlar, y los recursos que se gastan en el ente regulador podrían ser utilizados en el mejoramiento de la infraestructura del servicio sanitario.

Los recursos económicos que se derivan para un sistema que no está funcionando son cuantiosos y además se tiene un ente de control del Estado que controla al mismo Estado. En la práctica puede ocurrir que ante el reclamo de un consumidor defina a favor de Aysam, y aún más, quitando jurisdicción a otros, porque la Fiscalía de Estado, por ejemplo, no va a intervenir si está el EPAS

Sencillamente el Estado Provincial puede hacerse cargo del personal que tiene el EPAS para una mejor gestión.

El organismo descentralizado funciona hoy con un presupuesto varias veces millonario, donde aproximadamente la mitad es aportada por el Estado y la otra mitad proviene de la tasa de control y sostenimiento.

No es muy difícil al hacer un listado de funciones que, al tratarse de un organismo estatal al que se debe controlar, están superpuestas y se troca en una conducción con doble comando, además de existir otras que ya no son de su competencia, ejemplificando las siguientes entre otras funciones:

•    Dictar las normas reglamentarias de carácter técnico a las cuales deberá ajustarse el desarrollo de la infraestructura, la prestación de los servicios de provisión de agua potable, de saneamiento y la protección de la calidad del agua.
•    Controlar la ejecución de los planes y programas de inversión de los operadores del sistema.
•    Controlar el régimen de explotación propuesto por los operadores, en particular el régimen tarifario.
•    Definir las subáreas de prestación del servicio que corresponda a los operadores, con sujeción a la política ambiental provincial.
•    Proponer al Poder Ejecutivo, de conformidad con los principios y normas de la presente ley, las tarifas de los servicios, como también las bases para su revisión.
•    Establecer y aplicar los procedimientos de control de los servicios.
•    Resolver en única instancia los conflictos que surgiesen entre los usuarios, los operadores del servicio y terceros, de conformidad con lo establecido por ley.
•    Organizar y aplicar el régimen de Audiencias Públicas previsto en la ley.
•    Promover ante los tribunales competentes las acciones civiles o penales que tiendan a asegurar el cumplimiento de sus funciones, los fines de la ley y su reglamentación.
•    Elaborar un informe anual sobre sus actividades y resultados para elevarlo al Poder Ejecutivo y a la Honorable Legislatura Provincial.
•    Aprobar la estructura orgánica y de funcionamiento interno del ente regulador.
•    Celebrar contratos que hagan a su objeto como a los objetivos de la ley, con entidades provinciales, municipales, nacionales, internacionales y otras personas jurídicas públicas y privadas.
•    Aplicar y hacer cumplir la ley vigente y su reglamentación dictando todos los actos necesarios con el fin de alcanzar sus objetivos.

380.000 cuentas de usuarios mendocinos de agua potable tributan una tasa del 2,76% por inspección, control y sostenimiento del Ente Provincial del Agua y de Saneamiento (EPAS) que se suma a la cuota fija de agua y cloaca.

En la factura de una familia tipo de un consumo promedio bimestral de $ 140 el monto es de alrededor a $ 3,73 (sin IVA). Esta tasa va directamente a los fondos del EPAS lo que representa unos $ 8,38 millones anuales.

Todos estos fondos, que no son menores, pueden ser afectados al mejoramiento y ampliación de las redes, ante la grave emergencia existente particularmente en el Gran Mendoza, donde una buena porción de los ductos ya ha cumplido su vida útil, ocasionándose roturas permanentes con roturas de los pavimentos urbanos y resentimiento del servicio.

El EPAS durante toda su actuación no ha cumplido cabalmente con su cometido, puesto que fue bastante permisivo con los operadores privados del servicio, no logrando que el Poder Ejecutivo reclamara en tiempo y forma por las inversiones a las que los mismos se habían comprometido en la concesión y que no cumplieron, demandas que de haberse dispuesto, en tiempo y forma, nos hubiesen ayudado en los juicios que los prestadores nos iniciaron en el CIADI.

Ya es tiempo de derogar la ley de creación del EPAS, reasumiendo las funciones del mismo en el Ministerio de Infraestructura, con el pase de todo el personal de planta al mismo, el cese del Directorio y  de los funcionarios fuera de nivel del mismo. Todas las funciones y el personal de planta del EPAS serán cumplidas por el Ministerio de Infraestructura, quien deberá reglamentar lo normado en el plazo de sesenta (60) días de sancionada la ley. La tasa del 2,76% por inspección, control y sostenimiento del Ente Provincial del Agua y de Saneamiento (EPAS) se aplicará íntegramente al mantenimiento y expansión de las redes de agua y cloacas. En la reglamentación a establecer se debe incluir un organismo para la participación y consulta permanente de las organizaciones de consumidores mendocinos, abocadas a la temática de los servicios públicos.

Mendoza, 3 de septiembre de 2014.

ALEJANDRO MOLERO
Senador Provincial
Bloque UCR

PROYECTO DE LEY

EL SENADO Y LA CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA PROVINCIA DE MENDOZA, SANCIONAN CON FUERZA DE

L   E   Y

Artículo 1º-     Deróguese la Ley Nº 6044, cesando de inmediato las funciones del Directorio del Ente Provincial del Agua y de Saneamiento (EPAS) y de los funcionarios fuera de nivel del mismo.

Art. 2º-        Todas las funciones del EPAS pasan a ser cumplidas por el Ministerio de Infraestructura, quien deberá reglamentar lo normado en el plazo de sesenta (60) días de sancionada la presente.

Art 3º-         El personal de planta del Ente Provincial del Agua y de Saneamiento (EPAS) y la tasa del 2,76% por inspección, control y sostenimiento al mismo, en la reglamentación determinada en el artículo precedente, se aplicará íntegramente al mantenimiento y expansión de las redes de agua y cloacas.

Art. 4º-         En la reglamentación a establecer en el artículo 2º, se debe incluir un organismo para la participación y consulta permanente de las organizaciones de consumidores mendocinos, abocadas a la temática de los servicios públicos.

Art. 5-        De forma.

ALEJANDRO MOLERO
Senador Provincial
Bloque UCR

Temas relacionados