La violencia económica es el tercer tipo de agresión que sufren las mujeres

En Mendoza, la Oficina de Asistencia Jurídica de Violencia Contra la Mujer tiene registrado 51 casos de este tipo. Pero muchas mujeres que lo padecen no saben que también es un tipo de violencia de género.

No sólo las agresiones físicas, los insultos o los abusos sexuales son violencia de género, también hay otra forma de maltrato hacia las mujeres y está relacionado con lo económico. La violencia económica es una agresión que transgrede el derecho fundamental a la subsistencia y muchas son víctimas de ella pero no la denuncia.

En Mendoza, entre enero y mayo, se denunciaron 51 casos de este tipo de abuso ante la Oficina de Asistencia Jurídica de Violencia Contra la Mujer (Ofavmu). Es el tercer tipo de agresión que padecen las mujeres, después de la violencia psicológica y la física.

El abuso económico es una forma de violencia doméstica y son todas aquellas acciones que afectan la subsistencia de las mujeres a través de limitaciones encaminadas a controlar sus ingresos, en la restricción y/o negación injustificada para obtener recursos.

“La violencia económica está invisibilizada y realmente es muy grave porque mucho hombres hacen uso de ella. Les quitan los bienes a sus mujeres, no las dejan trabajar, no las dejan disponer de su sueldo o no le pasan la cuota alimentaria para los hijos”, explicó Stella Spezia, coordinadora de Ofavmu.

“Es importante hablar de violencia económica porque ésta va limitando a las mujeres en muchos aspectos de su vida y le va impidiendo hacer uso de sus derechos. Muchas tienen que dejar de estudiar o de trabajar. Muchas veces cuando sus ex parejas se enteran que están en otra relación, la forma de vengarse es no pasándoles la cuota alimentaria”, explicó la psicóloga Romina Cruz.

La socióloga Laura Cortese, quien se encargó de realizar las estadísticas para la Ofavmu, explicó a El Sol que los 51 casos de violencia económica que tienen registrados no son exclusivos de este tipo de abusos, yquea  muchas veces van acompañados de violencia psicológica o física. Pero también explicó que no son los únicos sino que hay más pero que las mujeres no los denuncian.

“Lamentablemente en este aspecto hay una gran deuda ya que la violencia económica no es tomada como algo urgente. Por ejemplo, en Lavalle tenemos un caso que ya pasó a causa penal. Es por inasistencia de deberes familiares y desde el 2011 estamos tratando de que se resuelva”, detalló Cortese, quien agregó que a veces muchas de las mujeres que son violentadas por sus ex parejas tienen que verse en la obligación de volver con estos hombres ya que no tienen forma de sostenerse económicamente.

Inclusive la socióloga comentó que muchos hombres llegan a solicitarles a sus jefes que los pasen a empleados en negro para no tener que pagar cuota alimentaria. “Es imposible de creer pero ocurre. Muchos hombres prefieren salirse del sistema y así es muy difícil para la Justicia comprobar si tienen ingresos o no”, dijo Cortese.

Mientras que la psicóloga Cruz aseguró que lamentablemente en todos los casos de violencia de género las víctimas no son solamente las mujeres sino también los hijos.

“Cuando hay chicos de por medio, estos también sufren al ver cómo sus padres golpean o maltratan a sus madres. Pero cuando hablamos de violencia económica, que suele ser muy común pero no visible como tal, lo que los hombres hacen es terminar perjudicando a sus hijos también porque les hacen faltar lo esencial para tener una vida digna”, dijo la especialista.

Temas relacionados