Las bodegas de los pioneros

Las bodegas de los pioneros

El departamento de San Rafael, en sus inicios fue poblado por una cantidad inusitada de bodegas, ya que llegaron a nuestra tierra a hacerla grande decidieron dedicarse a la vitivinicultura y la agricultura, así que a lo largo y a lo ancho del territorio sanrafaelino existían bodegas, que elaboraban  vinos de sus propios viñedos. Semana a semana la Profesora e Historiadora María Elena Izuel, nos acerca una semblanza de aquel San Rafael dorado, donde no faltaba el trabajo, ni el empleo.

BODEGA DE MARTÍN HNOS

Hace ya un tiempo hemos visto la historia de don Hilario Pérez Arco, quien proveniente de España, se instaló en la zona de Calle Larga, pero previamente vivió en la Villa 25 de Mayo. Ahí nació su hija María Isabel Pérez, quien llegó al mundo en 1911.

Cuando tuvo la edad necesaria contrajo enlace con Francisco Martín, matrimonio del que nacieron 8 hijos. Don Francisco falleció muy joven, en el año 1932, cuando ya poseían 30 ha de viñedos y frutales. María Isabel era una mujer de carácter fuerte, al quedar viuda, la ayudó su fuerza de voluntad y con mucha valentía, siguió criando a sus hijos.

En 1935 construyó una bodega, en la intersección de Línea Ancha y Ruta 143, Salto de Las Rosas (Cañada Seca). La Bodega estaba atrás de la Escuela N° 95.

En un principio era una bodega pequeña con techo de barro, pero los hijos la ampliaron hasta convertirla en una bodega con grandes piletas, con capacidad para 3.600.000 litros.

Junto con sus hijos formó la sociedad Vda. de Martín e Hijos, dirigiéndola hasta 1951, cuando entregó su alma al Señor. A su muerte continuaron sus hijos cambiando la razón social por Martín Hermanos S.R.L., quisieron llamarle Los 8 Hermanos y no pudieron inscribirla porque ya existía el Anís 8 Hnos.

Registraron las marcas de vinos “Rico Tipo y El Entonador”.Producían vinos finos seleccionados y comunes, en todos sus tipos. Continuaron hasta 1957, cuando su tío, don Rafael Pérez, les compró la bodega.

Este vendía el vino a granel a importantes bodegas de la zona: Lascar, La Vendimia, Tornaghi, Garbín, etc.

La Bodega la heredó su hijo, el Sr. Walter Pérez, quien la trabajó un tiempo y posteriormente la alquiló a Arcor, para guardar pulpa de frutas. Años después la vendió a Yayo Fernández, cuya esposa es Martha Montilla. Elaboraron los vinos Montillano y Corral del Cerro. Trabajó hasta el año 2009.

BODEGA DE MIGUEL MARTÍN RUIZ

Don Clemente Manchado, cuando estuvo bien establecido en El Cerrito, ayudó a viajar a varios connacionales, entre otros, los hermanos Martín Ruiz, quienes llegaron de España, a fines del siglo XIX, con sus hermanas, en especial María, de quien se enamoró don Clemente y contrajo enlace con ella, por lo que pasaron a ser cuñados.

Al llegar traían un poco de dinero y pudieron comprar una finca cercana, en la actual calle Adolfo Calle.

La calle Adolfo Calle, está ubicada muy cerca de la finca de Manchado, ahí compraron los hermanos Martín Ruiz una propiedad, plantaron unos viñedos y posteriormente construyeron una bodega.

BODEGA DE MILUTINO MARTÍNEZ

Don Milutino Martínez, de origen español, construyó su Bodega, al lado de su casa, en la intersección de las actuales calles Rawson, cercana a Las Vírgenes. Esa Bodega fue construida por don José Cortizo.

Años después, en la casita de al lado funcionó una escuelita, años 1936-1937, a la que asistió don Emilio Bielli siendo la Directora la Sra. de Mafey .

Hasta hace poco se podían ver las ruinas de la Bodeguita, paredes de adobe caídos, su techo de cañas había desaparecido, pero el tanque de agua todavía estaba en alto, hoy ya casi no queda nada, pues están por construir.

Prof. María Elena Izuel

 

 

Comentar

comentarios