Las cuotas de los 0 km se hacen impagables

Los aumentos en los planes de ahorro de los automóviles preocupan a los suscriptores. Denuncian que los valores se han triplicado en un año sin parámetro alguno y se sienten desamparados. Mientras tanto las campañas políticas de quienes pretenden conducir los destinos del departamento, la provincia y el país están en marcha y de estos temas no se habla.

Los reclamos de los afectados por las tremendas subas en planes de ahorro se escuchan en todos lados y en alguno ya comenzaron a manifestarse recorriendo las distintas concesionarias de las ciudades, para poner en estado público la problemática por la que están pasando, algo que va ir en crecimiento seguramente en las próximas semanas.

La problemática que los une es que en el último año los valores que están pagando aumentaron en un mínimo de 150%, cuando la inflación del 2018 fue del 47,6%. En ese sentido, denuncian que las concesionarias no les saben responder tampoco qué parámetro utilizan para actualizar los montos. Mientras tanto las concesionarias quieren vender toda costa, incluso los 0 Km que les quedaron del pasado año, tal cual como lo muestra una de las agencias del medio Citroandes, donde para los que tienen el dinero, es una importante quita comprar un vehículo 0km mucho mas barato. Logicamente las empresas deben cubrir costos, dentro de esta economía incierta que nos tiene el actual gobierno.

La gente que ya no puede pagar las cuotas, que ya está superando el monto que habían empezado a pagar. Se les triplicaron los valores y hay muchos que ya ha dejado de pagar y están atrasados hasta en tres cuotas, lo que hace surgir el miedo de que les rematen el vehículo. Por contrato está pactado que el valor móvil del cero kilómetro vaya aumentando, pero no como ha aumentado, que en un año se ha triplicado.

La inflación fue del 47,6% en 2018, y el auto que menos aumentó fue un 150%. Cuando se comunican para consultar a qué se indexa el valor móvil no le saben decir si es el dólar, si es la tasa de interés del Banco Central. O sea, no hay un parámetro, a diferencia de los UVA que ellos sí tienen un parámetro que es la inflación. En el caso estan desamparados y no saben si el auto mañana va a aumentar, si va a bajar, o si se va a mantener estable. Ese es el miedo que tienen todos.

Los daminificados, en todo el país se encuentran presentando reclamos administrativos formales en Defensa al Consumidor y algunos han viajado al Congreso, donde conversaron con diputados opositores y pudieron lograr la presentación de un proyecto de ley para retrotraer los precios a marzo de 2018 y frenar los remates por 90 días. No obstante, esta resolución deberá pasar primero por comisiones y luego ser aprobada por la Cámara de Diputados y la de Senadores.

Esto no solo ocurre en San Rafael, si no en varias ciudades del país ya son muchas las personas que reclaman contra los desmedidos incrementos, lo que les dificulta continuar en el programa. Algunas personas ya pagan hasta cinco veces más lo que abonaban en un comienzo. Algunos comenzaron pagando $2.200 en 2016, en enero de 2018 pagaba $3.500 y ahora paga $9.800, lo que representa un aumento de 450% en dos años y medio.

Comentar

comentarios

Temas relacionados