Ley de Hidrocarburos: otra concentración de poder en la Nación y Pérez sigue sin defender los intereses de Mendoza

Una vez más el gobernador  Francisco Pérez entrega autonomía y derechos de la Provincia y de todos los mendocinos presionado por  los pedidos de Cristina Kircher  y Axel Kicillof. La propuesta de ley de hidrocarburos que acordó el gobernador con el Poder Ejecutivo Nacional genera actos de disposición y entrega de recursos de las provincias a la Nación en violación a lo establecido en el artículo 99° inciso 4 de la Constitución de Mendoza.

Los serios problemas de inversión que enfrenta el sector son producto de las distorsiones de las variables macroeconómicas en Argentina, ni este proyecto y ningún otro enfrentan las causas de estas desviaciones.

Mientras los costos son determinados por un dólar paralelo, los ingresos se computan por el dólar oficial con una brecha del 80% aproximadamente. Este gobierno lejos está de brindar a las empresas la seguridad jurídica y la estabilidad económica que reclaman para invertir.

En la  mentirosa “década ganada” la producción de petróleo pasó de 43.122.908 m3 en 2003 a 32.455.013 m3 en 2013, lo que significa una pérdida del 33% en todo el país. Más específicamente en Mendoza la ahora estatal YPF disminuyó en el período 2007-2013 un 27% su producción y la variación en lo que va del año 2014 representa una caída del 6%.

Este acuerdo realizado en forma secreta es una nueva pérdida de federalismo, pues la Nación por medio de una ley otorga prórrogas sobre los contrato de concesión existentes de exploración y explotación hidrocarburífera. Ahora las concesiones podrían llegar a un plazo de 45 a 55 años dependiendo del área, llegando inclusive hasta el año 2070, comprometiendo mediante decisiones a oscuras el futuro de varias generaciones de mendocinos.

La Nación determinará el dónde, el cómo y el cuándo se dispondrán los  recursos hidrocarburíferos pues al decidir bajo la presión de los fondos discrecionales del ministro  Kicillof los pliegos licitatorios de las áreas que utilicen las provincias, estaremos perdiendo de hecho autonomía sobre nuestros recursos ya que dichos pliegos deberán contener las condiciones que impondrá seguramente el Ministro de Economía de la Nación.

Esta propuesta de ley vuelve a castigar las alicaídas cuentas provinciales estableciendo un tope máximo del 12% en concepto de regalías para las nuevas concesiones. Castiga a las empresas estatales de energía como EMESA prohibiéndoles la posibilidad de participar por medio del sistema de acarreo en las inversiones, pero se lo posibilita a las  empresas privadas generando un negocio “inmobiliario” importante para capitales especuladores que no aportan inversiones.

El gobernador debe tener presente que el anexo 1 de este acuerdo establece un nuevo pacto fiscal al determinar una tasa límite del impuesto de Ingresos Brutos del 3%, la cual es inferior a la que tributan la mayoría de las actividades económicas de la provincia. Y además prohíbe una ampliación del porcentual vigente del Impuesto de Sellos.

Reclamamos al Gobernador, al representante por Mendoza en el directorio de YPF y en especial a los legisladores nacionales del Frente para la Victoria que se expresen en defensa de los intereses de la provincia y de los mendocinos. No se puede apoyar una propuesta que no soluciona el verdadero problema de la falta de inversión producto del desmanejo de la situación macroeconómica, que viola la autonomía de las provincias  sobre sus recursos naturales y en materia impositiva, y que sigue recostando sobre sus cuentas públicas el costo de las malas decisiones de política económica nacional.

Suscriben:

Sergio Pinto – Presidente del Comité Provincia de la UCR

Gerardo Del Río – Presidente del Bloque de Senadores de la UCR

Néstor Pares – Presidente del Bloque de Diputados de la UCR

Laura Montero – Senadora Nacional

Julio Cobos – Diputado Nacional

Patricia Gimenez – Diputada Nacional

Enrique Vaquié – Diputado Nacional

Temas relacionados