Liderazgo productivo con música

La música renueva, inyecta energía, dentro de las empresas en un tema a discutir, dejar que los empleados escuchen música mientras trabajan, poner música ambiental en toda la empresa, algunos pensaran que es una estupenda idea, otros más que solo es un factor de distracción. Lo que es verdad es que la música expresa todo lo que se quiere decir.
La música actúa en dos planos, el físico y el psicológico, por lo que sí produce efectos y resultados.
Plano físico: las investigaciones realizadas demuestran que la música es capaz de modificar la cantidad de la hormona del stress, escoger una música que baje ésta hormona ayudará a estar más relajados para ejecutar una determinada tarea.

Plano psicológico: está comprobado que la música puede generar determinadas ondas cerebrales que se corresponden a los estados de “calma y atención”. Contribuye a la estimulación de algunas conexiones neuronales del cerebro, a la concentración y creatividad.

La música bien elegida puede mejorar la productividad, la concentración y el ambiente en la oficina; te damos una lista de melodías con las que puedes crear cierta atmósfera en tu lugar de trabajo.

Hay teóricos que defienden la música como estímulo de la productividad. Al estimular las emociones -dicen-, mejoran el ritmo y la concentración. En un estudio de 2012 de la encuestadora británica Vision Critical, 77% de las empresas afirman que la motivación y el ambiente en la oficina mejoran con música.

Omar Dávila, director de Radio Punto de Venta, que crea sistemas de radio para empresas, dice que «es un hecho comprobado» que la música «funciona como elemento distractor» de una oficina monótona.

La empresa de marketing sensorial Programusic, que trabaja para McDonald’s, Lala y El Globo, distingue entre cuatro sentimientos para crear ambientes: admiración, emoción, comodidad y nostalgia.

Pero también se puede usar música para mejorar las capacidades directivas. Víctor Muñoz, fundador del Instituto de Musicoterapia Humanista en el DF, dice que «no hay un estilo de música por cada emoción». Él, que ha trabajado en cursos de liderazgo con empresas, cree que hay que partir de la empatía para decidir qué es apropiado para cada uno.

Esta disciplina no está tan desarrollada en México. Pero en España, empresas como Ikea, Danone y Nestlé incorporan elementos musicales para tratar la motivación, el liderazgo y el trabajo bajo presión.

Manuel Martín, un musicoterapeuta de Valencia, cuenta que estas técnicas consiguen una cohesión grupal y un mantenimiento de los roles que «difícilmente» se pueden trabajar a través de técnicas verbales.

 Consejos para escuchar y aprovechar la música en el trabajo

Estos consejos tiene la finalidad de ser prácticos y sencillos para aprovechar mejor los beneficios de la música en la oficina durante las horas de trabajo.

Si la persona escucha la música de su preferencia le ayuda a sentirse a gusto, como en casa, pero no se debe de extender por un largo tiempo.

El cambio de música ayuda a pasar de una actividad a otra de una manera más eficiente.

Existe música dedicada para determinadas funciones del cerebro, es mejor escuchar la música adecuada para estimular la creatividad y el orden lógico en las ideas.

Utilizar la música para relajarse ayuda a combatir la ansiedad y el estrés.

El gusto por la música cambia dependiendo del estado anímico de la persona.

Si el lugar de trabajo, como la mesa o escritorio, se comparten y se tienen gustos musicales diferentes, será mejor usar audífonos o elegir algún tipo e música neutra, que le sea agradable a la mayoría de las personas.

Mientras más compleja sea la tarea a realizar la música debe ser más ligera, para evitar el efecto contrario, que puede ser, comenzar a generar estrés.

Un programa de radio con comentarios puede ser recomendable siempre y cuando la actividad a realiza no exija demasiada concentración.
La música con los audífonos debe de escucharse a un volumen medio, no alto (esto en la oficina, el auto o cualquier otro sitio), debe ser así para poder escuchar cualquier aviso, señalamiento y no perder la concentración con el mundo exterior.

Consejos para elegir la música adecuada para el trabajo

Cuanto más complejo sea el trabajo, más suave debe ser la música y sin voces que puedan llegar a distraer en ella. Esto se debe a que el subconsciente tiende a desviar la atención y procesar las palabras que oye a su alrededor. Es por eso que cuando se realizan estas tareas que requieren concentración, se recomienda seleccionar música conocida y familiar.

Cuando cuesta realizar alguna tarea, se sugiere poner música nueva o diferente a la que se escucha habitualmente. Esto genera un incremento de la energía que favorecerá al desarrollo de la labor.

Cuando se deba pasar de una actividad a otra, o hay ruidos molestos en la oficina o en la calle, se debe acudir a escuchar canciones sueltas.

Escoger la música para cada momento: no debe ser la misma cuando se está estresado, cuando se necesita relajarse, cuando se está cansado y cuando se busca reactivarse.

No probar temas musicales nuevos cuando se esté ante grandes presiones de trabajo, es preferible ir a lo seguro con los que ya se conocen y tienen un buen efecto sobre el espíritu a arriesgarse a que la tensión sea mayor.

La música es una compañera incondicional en la vida de las personas, está presente en los momentos más importantes de la vida, en los mejores y en los menos gratos, pero es una medicina extraordinaria en el momento de sacar tantos pensamientos, emociones y sentimientos, además de toda la creatividad que cada ser humano tiene dentro.

La revista Expansión del 24 de diciembre de 2012 sugiere melodías para crear ciertos estados anímicos.

Temas relacionados