Llegan más franceses: Vitrá, Reculard y Grivel

Iselín invitó a todos sus amigos de Francia a viajar y establecerse en estas tierras, los que poco a poco fueron llegando, vinieron Gustavo Vitrá, León Reculard  y René Grivel, que habían formado en el Colegio, junto con Iselín, el grupo de los Mosqueteros, con ese nombre se los conoció en El Havre.

Gustavo Vitrá llegó en 1857 y fue alojado por Iselín en su amplia casa, donde ya se encontraba León Reculard, quien fue durante muchos años el administrador de los bienes de Iselín. Don Reculard traía mucho dinero para invertir, compró terrenos en la Colonia y también en Rama Caída.  Se casó con Elisa Ueltschi, hija de don Ernesto Ueltschi, quien instaló  la primera cervecería que funcionó en San Rafael.

Cuando arribó René Grivel, se asoció con Vitrá e  instalaron la “Casa de Lata” en Cuadro Nacional, que era ya un centro poblacional de importancia, su negocio fue  un almacén de Ramos Generales. El nombre que recibió el negocio fue  porque era el único que tenía los techos de chapa, el resto eran de caña y barro.

Después de un tiempo se separaron,  Grivel continuó con el almacén y años después sus descendientes tuvieron venta de repuestos de automóviles  y Vitrá se ocupó en diversos negocios, viajando por todo el país representando a importantes firmas europeas.

Iselín lo consideraba un excelente diplomático, ya que atraía a muchas personalidades a que visitaran San Rafael y los atendía con suma atención. Fue un hombre de gran cultura y muy trabajador. Falleció en Bs. As. en el año 1949.

DON JUAN BAUTISTA CORNÚ

También arribó  don Juan Bautista Cornú, quien abrió varias casas de Ramos Generales, primero en Cuadro Benegas, luego en Cañada Seca y finalmente en Colonia Francesa en 1895, junto al Canal Pavés, años después se asoció con el joven  Daniel Julián, quien tras la muerte de Cornú, continuó con el negocio, y se convirtió en un centro de reunión en el San Rafael antiguo, ya que atendía a la gente de la campaña y del centro.  Don Cornú se casó con Gabriela Raveaux, maestra de la escuela 25 de Mayo y tuvieron 5 hijos, uno de ellos Roberto, fue Coronel en el 7º de Caballería.
Don Juan Bautista era una persona muy bondadosa, a las personas que no podían pagarle, les perdonaba las cuentas y les entregaba mercaderías sin cobrarles. En su casa siempre había una gran olla con un exquisito puchero calentito, para convidar a los pobres que llegaban a pedir y también a sus clientes que venían de la campaña y no podían regresar a su casa para almorzar.  La Escuela Técnico Agraria Pascual Iaccarini ocupó la que fue su casa, sobre Av. Mitre, durante muchos años, en estos momentos la casa ya no existe y ahí se ha construido el Centro Polivalente de Arte. Otro bien patrimonial  del pasado que se ha perdido.

 

Poseía viñedos en varios distritos y al lado de su casa, hizo construir, en 1905, una hermosa Bodega dirigida por el Arquitecto Enrique Del Castillo,  quien había trabajado en la construcción de los puentes de la Isla del Río Diamante, y por primera vez en San Rafael, en su Bodega se usó cemento armado, la construyó de gran tamaño y muy moderna.  Don Cornú falleció en San Rafael en 1912 y sus restos descansan en el Cementerio de San Rafael.

 

Los familiares quisieron continuar con la Bodega,  pero no supieron hacerlo y  debieron entregarla a los bancos por las deudas que tenían. Posteriormente la usó el Gobierno como Bodega Regional para vinificar las uvas de muchos pequeños propietarios. Luego fue adquirida por don Estallo Sánchez y mucho después por Lascar de vinos Concilio. En estos momentos está abandonada sirve de deposito de la empresa Hierrosan, y el viejo pabellón está a punto de caerse.

 

DON FRANCISCO GUYOT

Don Francisco Guyot se radicó en 1889, importó las primeras maquinarias  de elaboración mecánica del pan e  instaló una de las primeras panaderías que hubo en Colonia Francesa, llamada El Diamante, poseía también un molino harinero. En la presentación comercial de la panadería, se realizó un desfile con todos los coches que se dedicaban al reparto, tirados por caballos,  en el primero llevaban un gran pan de casi 2 m de largo.

En El Cerrito, le compró tierras a Iselín y  construyó una Bodega pequeña, pero  que se caracterizó por la calidad de sus vinos. Años después se la vendió a don Daniel Bustelo, posteriormente fue de Mahía Hnos., quienes la ampliaron y se convirtió en una gran Bodega, pero en estos momentos se encuentra abandonada.

Una hija de Guyot, doña Enriqueta, casada con don Jorge Calzada, fue una exquisita dama de la sociedad sanrafaelina y excelente profesora de Historia de la vieja Escuela Normal. Su nieta Alicia, fue una gran pintora y profesora sanrafaelina.

Otros franceses que llegaron en ese tiempo fueron don Pedro Decarre, que se convirtió en tonelero de Iselín y del resto de los franceses,  con el tiempo se construyó una pequeña bodega y don Rafael Violet, quien poseedor de una pequeña fortuna, compró tierras en Balloffet y más tarde construyó su Bodega sobre la  Av. H. Yrigoyen en su intersección con Av. Balloffet.

Prof. María Elena Izuel

Temas relacionados