Llegaron Los Vascos: Goyenechea, Bilbao y Rentería

Los hermanos Santiago y Narciso Goyenechea, originarios de Albóniga, junto a Bermeo, uno de los puertos pesqueros más importante de Vizcaya, en el Norte de España, decidieron, en 1862, viajar a América. Vizcaya había sufrido la dureza de las Guerras Carlistas, que provocaron una masiva emigración de sus hijos. Eran los dos únicos hijos varones de la familia de don Juan Cruz Goyenechea.

Se instalaron en Buenos Aires y a los pocos años fundaron la casa Goyenechea Hnos., dedicada a la venta mayorista de especias, alimentos y bebidas, en especial vinos nacionales e importados. Este negocio estaba instalado frente a la casa Rosada, en el sitio donde hoy está el Banco de la Nación. La firma Goyenechea Hnos. quedó fundada en 1868, pero la Bodega es posterior. Los dueños actuales pertenecen a la 5° Generación, uno de los únicos casos en el país.

Don Santiago Goyenechea falleció en un naufragio, en 1872, al hundirse el vapor América, en el cruce del Río de la Plata, estaba casado con doña Prudencia Bilbao, del mismo pueblo, matrimonio del que nacieron dos hijos: Francisco y Mercedes. A su muerte la firma quedó en manos de don Narciso Goyenechea, que asoció a su sobrino político, don Pedro de Bilbao, esposo de Mercedes. La razón social cambió por “Goyenechea, Bilbao y Cía.”. De acuerdo a las costumbres vascas, los negocios eran mantenidos como pertenecientes a la familia, por lo cual los descendientes eran incluidos en la empresa.

La casa aumentó su clientela, trasladándose a un local mucho más amplio; de la calle Cangallo pasaron a la Av. Rivadavia N° 1127, en un local de dos pisos.

En 1885 don Narciso cedió su parte a su sobrino don Francisco Goyenechea y en 1897 se agregó a la firma don Casiano de Rentería, también español, quien estaba casado con una hermana de don Pedro de Bilbao, todos provenientes de Bermeo, la razón social pasó a denominarse Goyenechea, Bilbao, Rentería y Cia.

Don Pedro de Bilbao regresó a España donde fue elegido Alcalde de Bilbao, allí falleció en 1908 y don Francisco Goyenechea también falleció en ese año, pero en Argentina.

Al año siguiente se asoció don Valentín Llona, natural de Mungia, España, quien había llegado al país en 1896. La razón social pasó en ese momento a ser Bilbao, Rentería y Cia.

Se enteraron de que en el interior existía un sitio donde había tierras muy buenas y que un español, Izuel, había construido un canal que dotaba de abundante agua a la zona. También se enteraron que los Hermanos Arizu, españoles de Navarra, estaban comprando en la zona, y la sociedad decidió comprar tierras y comenzar como viñateros.

En un principio trabajaron asociados con don Sotero Arizu, dueño de las tierras conocidas como la Soterina. Construyeron una bodega en sociedad y a partir de 1916 la firma adquirió la totalidad de la bodega y finca La Vasconia. Estos inmigrantes vascos trasladaron el nombre de su zona de origen a la propiedad, ubicada en el distrito de Villa Atuel. Ese mismo sitio se llamó primeramente La Izuelina, luego La Soterina y posteriormente La Vasconia, nombre que ha permanecido a través de los años.

Don Sotero Arizu se había endeudado muchísimo, y las crisis de la industria vitivinícola, no le permitieron salir de esa situación, pensó solucionar el problema pidiendo un préstamo a sus vecinos vascos, era una importante suma. Estos, solidarios, accedieron, pero al no poder pagar la deuda les entregó finalmente la Bodega que tenían en sociedad y la deuda quedó saldada.

La empresa fue dirigida por Arizu y los vascos, hasta la muerte de don Sotero Arizu, quien falleció en 1912.

Don Casiano de Rentería vivió muchos años en la zona, los pobladores le colocaron su nombre a una escuela del distrito.

En la finca La Vasconia, bajo la dirección de los Sres. Rentería (padre e hijo), se mantuvo una producción agrícola importante, de frutas, hortalizas y legumbres, y especialmente se continuó la implantación de viñedos, ahora con nuevos sistemas de conducción como los parrales “pini”. Este sistema es de origen italiano, conocido también como veneciano.

Con el paso de los años llegaron a poseer 830 hectáreas de viñedos. Las que junto a las 3.500 de Arizu conformaron el paño más extenso del mundo en la década del 40.

Prof. María Elena Izuel

Comentar

comentarios

Temas relacionados