Lobos y Abraham «dan vuelta la página»

Los ex socios que compitieron en las PASO se mostraron en un almuerzo en la bodega Los Toneles. El diputado nacional aseguró que acompañará luego de unos comicios escandalosos.

«No entiendo por qué se armó tanto circo», objetó Alejandro Abraham. Horas antes, había dado la nota política del día al reunirse en una bodega de Guaymallén con su rival político, Luis Lobos, que le ganó en las recientes PASO. «Es la foto de la unidad», señalaron otros, aunque en el medio siempre hubo un tercero.

El encuentro fue en la bodega Los Toneles y sirvió como «excusa» para celebrar que Gustavo Arenas fue designado al frente del bloque de senadores del FpV. De hecho, el mismo Arenas señaló que los convocó para comenzar a trabajar de nuevo por el mismo camino.

«Una picadita»

«Fue una reunión de trabajo», afirmó el «Gaucho» Arenas en la sobremesa. Alrededor de los ex socios políticos también se encontraban concejales y legisladores del departamento. «Fue una reunión rápida para establecer algún diálogo», matizó Daniel Gómez, presidente del PJ departamental. «Una picadita para festejar el logro», convino el propio Abraham, bajándole el tono.

De esta manera, los dos dirigentes de mayor peso en el PJ de Guaymallén buscan realinearse tras unos comicios escandalosos. La forma en que se resolvió el escrutinio puso el foco en la arena política de Guaymallén por las mañas que saltaron a la luz en el recuento definitivo de votos. Hubo acusaciones de presunto «fraude», mesas impugnadas, boletas truchas y 9 mil votos anulados.

Pero después de todo eso, Abraham reconoce que el ganador es Lobos y que «hay que dar vuelta la página». Y agregó: «Venimos a acompañar».

Resolver las diferencias

En principio, algunos aseguran que la reunión no estaba pensada para darse a conocer a la prensa, pero bastó que una foto se filtrara para llamar la atención. De allí salió ya un equipo de campaña que integrarán referentes de ambos dirigentes. Sucede que en el orden interno, Lobos irá como candidato a intendente acompañado por tres alfiles de Abraham en las listas para concejales.

Se trata del actual diputado provincial Luis Francisco; Rafael Moyano -hoy, subsecretario de Desarrollo Social- y deMaría Victoria Panero -que en 2011 fue como precandidata junto a Eduardo Sancho-. El cuarto concejal es Ramón Lucero, que preside el Concejo Deliberante de Guaymallén pero con pocas chances de renovar.

«No hay forma de que entren tres concejales y pierda Lobos. O que gane Lobos y entre un solo concejal. El peronismo quiere ser gobierno, por eso hay que resolver rápidamente todas las discusiones internas», explicó claramente Gómez.

El primer gesto de unidad

El primer gesto de trabajo en conjunto fue recuperar para Guaymallén la jefatura de bloque en la Cámara Alta de la Legislatura. Ese lugar estaba acordado que sería para la Corriente Peronista, de la que Abraham hoy parece mantener cierta distancia, por lo que el rol de Arenas fue revalidado como perteneciente al departamento. En ese mismo cargo, antes había estado Manuel Moreno Serrano -durante la gestión Jaque- y el fallecido Nacho Ortigala.

En esa «operación» política, trabajaron Lobos y Abraham, según indicaron las fuentes consultadas. Ahora, lo que sigue es dar el puntapié a la campaña y se está analizando la estrategia. Abraham asegura que caminará el territorio con su rival en las PASO.

También está previsto que se sume la gente de Guillermo Elizalde pero el ministro de Tierras, que también compitió en las primarias, no estuvo en el almuerzo.

«El peronismo una vez que resuelve las candidaturas, más allá de los aciertos y errores, siempre aceptamos estas situaciones. Después cuesta y seguramente que demorara unos días porque uno no se siente parte de lo mismo, pero lo de hoy fue un gesto. Tomar un vino, festejamos lo otro -por Arenas- y el desafío es realizar un programa de campaña acorde a la importancia que tiene Guaymallén», concluyó Gómez.

Fuente:www.elsol.com.ar

Temas relacionados