Los grupos de riesgo deben vacunarse contra la gripe

Si bien es un virus estacional y se registra la menor circulación de los últimos años, la cartera sanitaria insta a la vacunación y a la higiene personal y del hogar para prevenir complicaciones.

A raíz del caso notificado en Alvear, sobre una paciente con influenza tipo A, el Ministerio de Salud recuerda a las personas comprendidas en los grupos de riesgo a vacunarse contra la gripe debido a la circulación de los virus que la ocasionan. Cabe destacar que los virus son estacionales, que hay presencia de los serotipos A (h1 n1), (h3 n2) y B y que la vacuna es trivalente, es decir que previene contra los tres tipos.

Deben vacunarse los niños de 6 a 24 meses, las embarazadas, en cualquier momento de la gestación, las mamás que tienen bebés menores de 6 meses y que no se vacunaron durante el embarazo, los mayores de 65 años y las personas que tienen entre 25 meses y 64 años con alguna enfermedad de base como diabetes, problemas cardiológicos, renales, entre otros.

El director de Epidemiología, Rubén Cerchiai, resaltó algunas consideraciones a la hora de abordar el tema. “Desde la pandemia de influenza AH1N1, en el 2009 han cambiado la mayoría de las circunstancias que en ese momento se conocían (o desconocían) tanto en relación a vacuna (no disponible inicialmente), como al tratamiento específico y a los métodos confirmatorios de diagnóstico”.

“Actualmente disponemos de una vacuna eficaz y gratuita para los grupos denominados de riesgo. Stock suficiente de medicamentos específicos para el virus influenza y laboratorios equipados para realizar el diagnóstico etiológico, cuando las normas vigentes así lo requieran”, remarcó Cerchiai.

En Mendoza ya se inocularon más de 200.000 personas y las autoridades sanitarias insisten en que «nunca es tarde para vacunarse ya que el virus influenza circula durante todo el año».

Esta vacuna es una herramienta de prevención que se encuentra disponible gratuitamente desde el mes de marzo en todos los hospitales y centros de salud de la Argentina.

Según un informe técnico presentado durante el último Consejo Federal de Salud (CoFeSa) por la cartera sanitaria nacional, durante el año pasado todas las muertes producidas por los virus tipo influenza correspondieron a personas con factores de riesgo que no habían sido vacunadas.

Las autoridades sanitarias coincidieron en la importancia de continuar sosteniendo la cobertura de la vacunación antigripal en cerca del 90% como viene ocurriendo desde 2010 para reducir la mortalidad por esta causa.

Por otra parte, es esperable que todos los años en la temporada invernal, aumente la circulación de los virus respiratorios y específicamente el virus influenza. “Lo que debería suceder es que la mortalidad debido a complicaciones por influenza vaya disminuyendo paulatinamente siempre que se cumplan las recomendaciones de vacunación y las medidas generales de higiene”, puntualizó el médico.

Además de la vacunación, las medidas de prevención que debe tomar la comunidad es la higiene personal y del hogar que a continuación se detallan:

Lavarse las manos con agua y jabón varias veces al día. Especialmente, antes y después de preparar las comidas o darles de comer a los bebés; también, antes y después de ir al baño o de cambiarles los pañales.

Dar sólo pecho a los bebés hasta los 6 meses, agregando a partir de esa edad alimentos sólidos adecuados.

Aplicar a los niños todas las vacunas del calendario oficial.

Evitar el contacto con personas enfermas.

Cuidar el aire interior de las viviendas, evitando el humo de cigarrillo o de leña, y ventilando las habitaciones donde hay brasas o una llama.

Cuidar la casa de la humedad evitando que se junte vapor en los ambientes para que no se desarrollen bacterias y moho.

El temor de la gripe «A» debe ser actualmente reemplazado, por la actitud prudente de adherir a las medidas impartidas desde el Ministerio de Salud y las recomendaciones de las sociedades científicas, que coinciden y apuntan a la prevención y a la disminución del impacto de la enfermedad en la comunidad y sobre todo en las complicaciones más graves en los grupos de riesgo.

Temas relacionados