Los libros y sus lectores estuvieron de fiesta en la Peñasco

La Biblioteca Popular Francisco Peñasco celebró este último viernes 26 de noviembre, 95 años de vida. Nació como Asociación Cultural Diamante, cuando Francisco Peñasco cediera en préstamo parte de su vivienda para que funcionara. Posteriormente se transformaría en Biblioteca pública Sarmiento, siendo reconocida como tal, por la comisión de Bibliotecas Populares de la Nación, el 24 de febrero de 1928.

En la oportunidad se descubrió un cuadro a lápiz, con la imagen Adolfo «Fito» Pretel, miembro de Comisión Directiva recientemente fallecido. La Municipalidad de San Rafael entregó una placa recordatoria por los 95 años. El presidente Alejandro Peñasco, nieto del fundador evocó los momentos de la creación, como así el derrotero transcurrido de la entidad. El acto contó con la participación de los integrantes de la familia Peñasco, nietos de Don Francisco, Alejandro, Pablo y Francisco, como demás descendientes, las autoridades municipales Javier Molina, Susana Belloso, Diego Rodríguez Calegari y el legislador provincial Mauricio Sat, miembros de comisión directiva, vecinos de la zona y público en general, quienes compartieron un brindis aniversario al concluir, mientras observaban la muestra de cacharros de cerámica terminados, luego de pasar por el horno que posee la Biblioteca. Al igual que la muestra de los alumnos de los talleres y los plantines del vivero.

Hoy en su propio edificio de avenida Mitre 1233, que sin pausas continúa creciendo, se respira la historia de esos visionarios, quienes se hallaban preocupados por el acontecer departamental, y hasta crearon la primera escuela nocturna de San Rafael, la Teniente Primero Ibáñez que funciona en el edificio de la escuela 25 de Mayo de esta ciudad. Por que no eran solo libros, había que enseñar a leerlos. Hoy más de 30 mil volúmenes están a disposición de la comunidad.

Hoy como ayer, un grupo de personas evocando a sus antecesores, dedican su tiempo a la noble tarea de la Biblioteca Pública, como lo hicieran los distinguidos de la primera comisión Directiva: Francisco Peñasco-presidente, Constantino Pagano-vicepresidente, Carmelo Pagano-secretario, Lorenzo Ríos-prosecretario, Santiago Graín-tesorero y Rosendo Perdigués-protesorero. Los vocales eran: Fernando Serra, Julián Derín, Gabriel Villalba, Carlos S. Bustos, Urbano Peralta y Juan Giménez Gil.

La actual Comisión Directiva, encabezada por Alejandro Peñasco, junto a socios, realizan una valiosa tarea social, cultural y educativa. No son solo libros que se prestan para leer. Tiene su propio vivero donde crecen los plantines de huerta, que se entregan a los jardines CEOS de la municipalidad, se brinda apoyo escolar, talleres de teatro, cerámica, restauración de muebles, capacitación laboral, dibujo y música, atención de salas de lectura entre otras. En sus instalaciones funciona el CBJA 3-066 Profesora Norma Susana Díaz, donde asisten vecinos a culminar sus estudios primarios. Todas estas actividades han sido ampliadas mediante un convenio realizado hace muy poco tiempo, con un club histórico,  Huracán de Pueblo Diamante.

Imágenes y videos gentileza Zulma, Roberto y Francisco

Temas relacionados