“Los Ojos no sirven de nada, si la Mente no quiere ver”

Los ojos no sirven de nada, si la mente no quiere ver, hay cosas que se nos escapan a la vista y hemos de usar el raciocinio y en algunos casos hasta el corazón y aún así nos cuesta porque hay un vacío de entendimiento que nos resulta complicado poder rellenar.

Decisiones que dicen mucho de nuestros actos en estos momentos.

• Debemos dar las gracias por tanto a todos los profesionales de la salud que no se quedan en casa. Ellos son siempre nuestros héroes anónimos. Y en estos días, lo son más que nunca.

• Hay que dar las gracias también a los que con su servicio, nos garantizan que no nos falte nada en el día a día: comerciantes, productores, agricultores, transportistas, cajeras, repositores, municipales, farmacéuticos, médicos y una larga lista más de personas que se exponen por nosotros.

• Asimismo, debemos tener en cuenta un hecho esencial. Hay que agradecer también a los hijos y nietos que cuidan de sus abuelos. Son muchas las personas que evitan las visitas para protegerles, para poner muros a la posibilidad de que esos seres tan queridos, enfermen.

Quedarnos en casa para contener la tasa de infección es ahora nuestra principal tarea.

Por J.F.

Comentar

comentarios

Temas relacionados