Los partidos pueden gastar hasta $20 millones en las campañas

Cada partido puede gastar casi $20 millones en la campaña. La junta electoral provincial no tiene previsto el control de gastos para cargos locales.

Se vienen las elecciones y los partidos políticos comenzaron a ejecutar sus estrategias para recaudar fondos. Por lo pronto pueden dar rienda suelta a su creatividad, pues las elecciones 2017 serán las más caras de la historia en todo concepto y en el caso de Mendoza también mantendrán la falta de control. Es que se produce una combinación legal y económica por la cual los partidos pueden esquivar cualquier rendición de cuentas sobre lo que gasten para cargos provinciales y, al mismo tiempo, se subieron fuertemente los límites de gastos para la campaña nacional.

En Mendoza «hacer» un diputado nacional, por ejemplo, cuesta casi 20 millones de pesos. Ese es el límite de gastos que tiene cada partido político para la campaña electoral nacional, teniendo en cuenta las Primarias de agosto y las generales de octubre.

Todo sube, y la inflación electoral no se queda atrás. Este año la Cámara Nacional Electoral dispuso que la unidad electoral, el valor por el que se calculan los límites de gastos, tenga un valor de 9,43 pesos. Hace dos años era de 5,4 pesos es decir un 75% de aumento en dos años.

Por eso los gastos de campaña se multiplicaron. Este año cada partido puede gastar 6.600.514 pesos para la campaña en las PASO y 13.201.029 pesos para las generales. Hace dos años esos valores eran de 7.247.263 pesos para las generales y algo más de 3,5 millones para las primarias.

Pero hay un detalle importante: esos casi 20 millones de pesos no contemplan gastos en medios electrónicos, que son financiados por el Estado.

Gastos campaña mendoza

Los límites apuntan a la campaña nacional. Pero no se habla de los gastos en cargos provinciales. Allí hay un agujero negro. Desde la Junta Electoral confirmaron a MDZ que como las elecciones provinciales son simultáneas, todo queda en manos de la justicia federal. Y la justicia federal no controla los gastos provinciales. «Se sigue el régimen nacional. Todo el proceso está sometido a las autoridades nacionales, salvo oficialización de candidaturas provinciales y proclamación de candidatos provinciales», explicaron desde la Junta Electoral.

El camino transitado por Mendoza es al menos vidrioso. La antigua ley electoral provincial solo obligaba a presentar información parcial al Tribunal de Cuentas. La nueva ley establece un sistema a cargo de la Junta Electoral, pero nunca se otorgaron recursos para que haya encargados del control. Por eso no se conocen los detalles. Sí hubo llamados de atención por la demora en la rendición de cuentas por las elecciones de 2015. Otra advertencia ocurrió por casualidad. En el análisis de las cuentas del Ministerio de Gobierno, el Tribunal detectó que había irregularidades en el uso de fondos para imprimir boletas. Entre otras cosas, hubo partidos políticos que presentaron comprobantes no oficiales.

Temas relacionados