Los shoppings no reabrirán este jueves

Tras los últimos casos de coronavirus en la provincia, el Gobierno anunció que no habrá nuevas autorizaciones. Comerciantes esperaban el Día del Padre para un repunte en las ventas

El anuncio del gobernador Rodolfo Suarez sobre el freno a las nuevas autorizaciones para flexibilizar actividades en la provincia provocó un cimbronazo en los shopping, malls y centros comerciales que esperaban abrir sus puertas este jueves. Desde el sector sostienen que había una gran expectativa por las ventas que genera el Día del Padre. Ahora, estiman que la decisión se prolongará diez días.

Las iglesias que también aspiraban a tener el guiño del Ejecutivo para celebrar misas quedaron relegadas. «Sólo nos queda rezar por los contagiados, para que nos haya más casos y seguir confiando», consideró Marcelo De Benedectis, vocero del Arzobispado de Mendoza, quien explicó que a diferencia de otras actividades, a ellos no les dieron una fecha tentativa.

Y es que el brote de coronavirus en Las Heras (diez casos confirmados entre viernes y domingo) y el positivo de la empleada de un geriátrico en Luján de Cuyo provocaron que se paralizaran las nuevas aperturas ante la posibilidad de que se disparen los contagios en Mendoza.

Luego de que el Gobierno habilitara la semana pasada que bares, restaurantes y hoteles pudieran recibir clientes en sus mesas, sólo faltaba un paso para que los grandes centros comerciales pudieran funcionar con los protocolos sanitarios, avalados por los especialistas.

“Entendemos los argumentos que dio el gobernador, justo aparecieron los 11 casos cuando esperábamos abrir esta semana. Nos cayó como un balde de agua fría”, sostuvo Diego Lago, gerente general de Palmares Mall, quien afirmó que daban por sentado que el 4 de junio sería la fecha clave.

Por su parte, el gerente general de Mendoza Plaza Shopping, Andrés Zavattieri, señaló que deberán aguardar, al menos, “una semana más”. «La situación nos afecta, y mucho”, dijo.

«No tiene sentido que los comercios del centro estén habilitados, incluso las galerías y nosotros no», consideró Lucas Giorlando, propietario de locales comerciales en La Barraca y en Mendoza Plaza Shopping

Desde el Ejecutivo sólo se limitaron a señalar que siguen trabajando en el documento final para detallar las medidas sanitarias que deberán cumplir estos espacios. Mientras, continúa una intensa investigación epidemiológica para controlar la situación en el barrio Espejo de Las Heras, donde surgió la mayoría de los contagios, y para detectar el nexo de la empleada del hogar para ancianos.

La mercadería de estación, perdida

Los comerciantes sostienen que ante la posibilidad de volver a funcionar se anticiparon y compraron mercadería. “Ahora nos quedamos sin abrir, con la ropa de temporada en los percheros y sin poder venderla”, refirió Esteban Quintana, propietario de dos locales de indumentaria ubicados en Palmares.

El empresario consideró que la noticia fue “bastante dura”. “Nos estábamos preparando para el día fuerte, que para nosotros es el Día del Padre. Si la apertura se logra en diez días va a ser muy sobre esta fecha y la gente no va a estar ni con las ganas ni la confianza de ir a un shopping”, detalló.

En este sentido, consideró que, en principio, correr la celebración a agosto es difícil. “Se trata de un mes de liquidaciones de indumentaria. No sé si estratégicamente el cambio es bueno desde el punto de vista comercial”, dijo.

Por su parte, Giorlando apuntó sobre la falta de apoyo. «Sentimos que alguien cometió un error y volvemos a salir perjudicados los comerciantes que venimos sufriendo los efectos de esta pandemia hace meses. Seguimos pagando sueldo y alquileres», contó.

Y agregó: «Antes de estos últimos contagios teníamos sólo 7 casos activos. Ahora volvemos atrás, sin tener relación con estos hechos, ya que no ocurrieron en una zapatería o en un restaurante… Creemos que cualquier situación que se de en la provincia van a volver a castigar a los comerciantes de locales cerrados».

En tanto, señaló que a diferencia de las galerías o comercios a cielo abierto, se pueden controlar las aglomeraciones, la gente puede desinfectar sus manos y poder controlar mejor cualquier situación.

Sanitizante y barras antipánico

“Tanto los locales como los shopping han hecho una gran inversión para abrir. Hemos colocado puestos sanitarios con sanitizante a lo largo del recorrido, dispuesto personal especial para hacer el control de temperatura y colocado nuevas cartelería de prevención”, enumeró Lago. Por otro lado, consideró que “todos los locales del centro” ya están abiertos, menos los shopping teniendo en cuenta que se están tomando todas las medidas de seguridad.

Explicó que se refuncionaron todas las puertas que están diferenciadas para los ingresos y los egresos con barras antipánico para que no puedan abrirse del lado equivocado.

Además dispondrán contadores de personas para conocer la ocupación real, que no deberá superar el 50% de aforo.

Fuente El Sol

Comentar

comentarios

Temas relacionados