LV4 Radio San Rafael volverá a ser “La Radio de Todos”

LV4 Radio San Rafael, es nuestra, del pueblo, de todos, creció a tu lado, para acompañarte, decirte cosas, ser la caja de resonancia de lo que ocurría en el departamento y la región  “Son tantos años con vos, toda una vida creciendo con vos… LV4 tu radio…” como dice uno de sus jingles… pronto… no falta mucho…nuevamente se escuchará desde cualquier lugar a “La radio de Todos“, esa misma, que intentaron quitarle identidad, hiriéndola de muerte, pero como siempre sucede es el pueblo, a quien pertenece, quien la salva de una agonía cercana a los 4 años, camino al olvido y desaparición.

Los medios públicos (del estado nacional) sufren una crisis, al igual que el bolsillo de todos los trabajadores por el vaciamiento que les produjo el actual gobierno neoliberal, incluso la supresión de la venta publicitaria que producían hasta hace cuatro años atrás.  Hoy solo comercian pautas publicitarias, las agencias de publicidad, no así las emisoras que sobreviven de la asistencia estatal.

El gobierno nacional con la administración de Mauricio Macri, los vació de público y contenidos. Aparte instauró un equivocado sistema de retiros voluntarios, donde se desprendió del gran capital humano con los que contaba cada medio, en pos del achicamiento del estado, solo de forma ficticia, por que económicamente continuó pagando salarios hasta la jubilación de los trabajadores, situación que no benefició absolutamente en nada al estado, ya que abonaba, incluso más de lo que hacía  cuando el trabajador era activo.

El nuevo gobierno de la Argentina, que emprenderá Alberto Fernández a partir del 10 de diciembre tiene un gran desafío, como la reconstrucción de todos los medios públicos, para poder cumplir una función para lo cual fueron creados, promoción de la diversidad, cohesión informativa federal, garantizar el acceso a contenidos de interés relevante y de promoción de cultura local, regional e independiente, todas metas que el mercado privado no provee, si no que discrimina. No fue casual que la ley de medios fuera derogada y sus funciones atacadas. Hay países donde la tradición de los medios públicos es potente como en el norte europeo.

LV4 Radio San Rafael fue despojada de su emisora de Frecuencia Modulada, quedando solamente con su radio de AM, le suprimió su nombre, intentando quitarle la identidad y la designó “Radio Nacional San Rafael”. Pero “La Radio de Todos” sobrevivió y está más viva que nunca, y  con muchos deseos de volver a ser lo que fue, sustentada por los profesionales que en ella habitan, y con sobrada experiencia. La experiencia es algo que no se puede improvisar, y quienes hacen la radio eso lo saben y lo ponen de manifiesto en cada uno de los momentos. Por que la radio es servicio, es la defensa de los que no tienen voz, es la defensora social que debe tener una comunidad.

Esto pasará a ser parte de la historia Argentina, que recordará cuando el presidente Mauricio Macri realizó el decreto de necesidad y urgencia, el 267/2015, ordenando la disolución de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), organismo estatal argentino creado por la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual como autoridad de su aplicación. Argentina anteriormente poseía el Comité Federal de Radiodifusión (COMFER), encargado de aplicar la anterior Ley de Radiodifusión № 22.285.(gobierno de facto).

Con esa modificación el gobierno permite la transferencia o venta de licencias -algo que estaba prohibido- y sacó de esa norma, la regulación de la televisión por cable (entre otras cosas, los topes vigentes para operar en más de 24 localidades).

Tras la fusión de las autoridades federales de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) y de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Aftic) en un único ente que regularía las comunicaciones, denominado Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) presidido por Miguel De Godoy, ex secretario de Medios porteño, antiguo colaborador de Mauricio Macri, cuando era Jefe de Gobierno en CABA, se produjeron dos medidas cautelares impuestas el 11 de enero de 2016, fue anulada temporalmente la disolución, por violar la ley de medios vigente. Aún así, avanzado el mes de enero del mismo año, se desestimaron las medidas cautelares y finalmente se creó el ENACOM”. En síntesis, el presidente Macri, derogó la anterior ley por medio de un decreto de necesidad y urgencia. Es decir, ninguna ley los amparó para hacer lo que hicieron en sus casi cuatro años de gobierno.

En el ecosistema de medios conviven expresiones comerciales, estatales, educativas, cooperativas, comunitarias y alternativas. El sector no se sostendría sin el aporte de recursos públicos (manejados siempre de modo discrecional). La manifestación más visible del auxilio público a los medios (comenzando por los privados) es la publicidad oficial a medios, productoras y conductores estrella, que no es el rubro más importante.

El presidente que asumirá el 10 de diciembre, Alberto Fernández tiene, entre sus partidarios, personas por demás competentes, que pueden documentar las tendencias inherentes al sector de los medios, sus problemáticas y la publicitada falacia de achicar el estado, entronizando el mercado como receta en un páramo de retiros voluntarios, jubilaciones, despidos y magros negocios. Tal vez entonces se comprenderá, por qué se precisan políticas públicas inclusivas que desanden las regresiones dispuestas a golpe de decreto por Macri.

Los grandes cambios siempre vienen acompañados de una fuerte sacudida, pero no es el fin del mundo, es el inicio de una nueva etapa para Todos.

Por Roberto Mustafá Berdugo para Día del Sur Noticias

Comentar

comentarios

Temas relacionados