Macri impulsa la ley de libertad religiosa

Proyectodeley

En qué consiste. Uno de los principales cambios que incorpora el proyecto es que la inscripción en el Registro Nacional de Cultos -que pasará a llamarse Registro Nacional de Entidades Religiosas- deja de ser obligatoria y pasa a ser optativa.  De esta manera, se pasa de un «sistema de control y vigilancia» de las comunidades religiosas, a uno donde «se valora la libertad religiosa prevista en la Constitución Nacional», según destacan en la Secretaría de Culto.

«Adecuación razonable». Un punto importante que incorpora la iniciativa oficial es que introduce el concepto de «adecuación razonable» en el ámbito laboral -una especie de garantía para los trabajadores de no verse forzados a laborar días incompatibles con sus creencias o bien realizar prácticas que violenten las mismas.

«Objeción de conciencia». Darle un marco legal al derecho de no estar  obligados a realizar actos «legales» que lesionen la fe de un individuo.

Fe católica. El secretario general de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Carlos Malfa, destacó que la ley «permitirá afirmar que a cada confesión religiosa se le garantice el libre ejercicio de manifestar la fe y las actividades de culto, sean espirituales, culturales, educativas y caritativas».

Remarcó que «se trata de un paso muy significativo en la protección de un derecho fundamental para las personas y las comunidades religiosas».

«Si bien en la Argentina existe libertad religiosa, el proyecto la concibe de una manera amplia, en consonancia con lo que se viene haciendo en otros países. Mejora la situación para las personas individuales y además mejora el estatus jurídico de las confesiones y comunidades no católicas, que venía siendo un reclamo histórico de éstas», indicó el obispo de Chascomús al ser consultado por Télam.

Fe judía. Para el presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), Ariel Cohen Sabban, la aprobación de esta iniciativa «representaría un fenomenal avance en materia de derechos para todas las religiones».

Subrayó que «el consenso alcanzado entre la mayoría de los credos y las fuerzas políticas para elaborar el proyecto, revela cómo el dialogo y el entendimiento son herramientas esenciales en la construcción de una sociedad diversa y plural».

«Esta ley asegura la libertad de cultos y garantiza los derechos de cada uno. Sin duda, este proyecto está a la altura del trabajo de lo que se viene realizando en el país en materia de Derechos Humanos y de convivencia religiosa», dijo el titular de la DAIA, al tiempo que expresó su deseo de que pronto se convierta en ley.

Cristianos evangélicos.  El pastor Jorge Sennewald -ex vicepresidente de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (Aciera)- destacó a Télam que la ley «es un viejo anhelo de los credos no católicos de Argentina».

Señaló que «si bien la libertad religiosa está garantizada en nuestra Constitución, el ejercicio de esa libertad se ve lesionado ante la falta de una ley que la regule». «Lo que hoy existe es la ley dictada en 1976 por el gobierno militar, por medio de la cual se creó el Registro de Cultos con el único fin de controlar a los cultos no-católicos.Y si bien en el nuevo Código Civil se reconoce la Personería Jurídica de las iglesias, la falta de una reglamentación la hace en la práctica inoperante», manifestó.

Para Sennewald, «la importancia de esta ley es que permite a las iglesias y credos organizarse jurídicamente como tales respetando sus creencias y formas de gobierno, a la vez que reglamenta sus derechos y obligaciones». También destacó como un punto importante de la iniciativa el «reconocimiento y defensa de la religiosidad de los pueblos originarios».

Fe islámica.  Desde el Centro Islámico de la República Argentina (CIRA), su presidente, Aníbal Bashir Bakir, subrayó que la norma es «innovadora, se amolda al contexto y la realidad social de los tiempos que corren, constituyendo un enorme avance en materia de libertad religiosa».

«Es importantísimo contar con una nueva ley de libertad religiosa. Compartimos el espíritu y la letra de la norma. Expresamos antes y reiteramos ahora, nuestro beneplácito por la iniciativa y la plena adhesión al proyecto de la ley presentado por el Poder Ejecutivo», sostuvo Bakir al ser consultado por esta agencia.

Temas relacionados