Manifestantes impidieron participación del Gobernador en almuerzo de vendimia

El gobernador no participó del tradicional Almuerzo  por indicación de su custodia y tildó de «inadaptados» a los manifestante que estaban en las cercanías de la Bodega Los Toneles. Para Arizu, el faltazo de Pérez fue «una falta de ética».

En los ingresos al predio, en Guaymallén lo aguardaban productores, docentes y empleados de comercio, entre ellos, empleados del Supermercado Atomo, de Millán S.A. el mismo propietario de Bodegas Los Toneles.

Es un hecho histórico, y a la vez desagradable, para los anfitriones, que un gobernador no asista al almuerzo de la Vendimia.

El hecho causó sorpresa y malestar entre empresarios y políticos que el gobernador no haya concurrido al Almuerzo de la Vendimia, hecho fundamentado por Pérez, que indicó que, no lo dejaban entrar los manifestantes. Creo que llegó el momento de dar la cara, y hacer frente a los problemas que sufre la sociedad, y no enviar negociadores, con la cara muy dura, para que denigren a los trabajadores.

Tras “suspender” su participación en el tradicional almuerzo de Vendimia por “problemas de seguridad” en la bodega Los Toneles, el gobernador Francisco Pérez dedicó la tarde a un diálogo directo con productores en el predio del INTA en Luján de Cuyo. Fue allí donde catalogó de “inadaptados” a las personas que se manifestaron y que impidieron -según dijo- que llegara al tradicional encuentro.

A los organizadores del asado los tomó por sorpresa la presencia del gobernador, quien aprovechó la ocasión para tener recorrer la veintena de mesas que se instalaron para compartir el almuerzo vendimial alternativo.

En cada una de ellas dialogó con productores, y explicó los planes del Gobierno provincial para apoyar el momento complicado que vive la industria del vino.

Varios productores tuvieron discrepancias con los planes del Ejecutivo, a lo que Pérez, argumentó que tiene que tomar decisiones para todos los productores de la provincia.

Los empresarios molestos hicieron declaraciones radiales, y televisivas y pudimos escuchar “La industria no se hizo sola y ya tiene pantalones largos”. “El gobierno quiere dividir al sector pero no lo va a conseguir”. “Algo estuvo preparado desde antes”. Estas fueron algunas de las frases que Alberto Arizu, propietario de Luigi Bosca, usó para expresar su enojo por el faltazo Francisco Pérez al almuerzo de las fuerzas vivas, pero la más contundente fue: “Creo que es una falta de ética del gobernador”.

Es todo un problema cuando no te dejan entrar en tu casa cuando sos el jefe de familia, y comparandolo con lo sucedido al gobernador en el día de hoy, estimo ue debe hacerse un replanteo en diversas situaciones que debe manejar de otra manera, los argentinos ya estamos cansados, de patrones de estancias.

Temas relacionados