Marcha atrás de Suarez por el millonario subsidio al Pastor Bonarrico

El Gobernador Rodolfo Suárez decretó la baja del subsidio millonario que el Gobierno había otorgado al pastor Héctor Bonarrico.

Fue luego de que el ex legislador dijera que el aporte de 18 millones de pesos fue producto de un “acuerdo de Masfe con el Gobierno en las elecciones pasadas”. El decreto de la ayuda había salido publicado hoy en el Boletín Oficial.

El gobernador Rodolfo Suárez firmó un decreto para dar de baja un subsidio por no menos de 18 millones de pesos a lo largo de dos años que había recibido la fundación del pastor evangélico y aliado político del oficialismo Héctor Bonarrico.

El subsidio, que tenía entre otros destinos dotar de fondos a los templos y a los pastores de esta iglesia, fue otorgado el 9 de mayo y había sido publicado precisamente hoy, en el Boletín Oficial.

La reacción de Suárez se produjo luego de que Bonarrico afirmara en una entrevista de MDZ Radio que recibiría la plata como parte de un acuerdo de su partido Masfe (el cual preside) con el Gobierno en las elecciones pasadas.

Bonarrico declaró concretamente: “Esto fue parte del acuerdo que Masfe hizo con el Gobierno en las elecciones pasadas”.

Bonarrico dio a entender que ese acuerdo había consistido en renunciar a una candidatura en los comicios del 2021 a cambio de la ayuda. El pastor fue senador provincial hasta hace poco y en la banca siempre acompañaba los proyectos del Gobierno, a pesar de que había accedido a ella por el frente Protectora.

“A mí me votó el 18.8 por ciento en el segundo distrito, entonces ellos creyeron y creímos que era necesario tener una voz dentro del Gobierno para promover la honestidad, la transparencia, la moralidad y la familia”, señaló también Bonarrico. Y agregó: “Como yo no quiero ser un empleado del Gobierno, se creó esto a través de una fundación que Bonarrico va a administrar”.

Sorprendido y enojado por los dichos del pastor, el gobernador desmintió que existiera tal acuerdo político, aclaró que no fue él quien firmó la ayuda (efectivamente, el decreto fue rubricado por el vicegobernador Mario Abed y el ministro de Seguridad Raúl Levrino; y también menciona al ministro de Gobierno Víctor Ibáñez) y señaló que el subsidio era “uno más” de los muchos que se entregan a distintas instituciones.

“El convenio por el que se otorga es normal, es un trámite más. Tenemos subsidios a universidades y clubes, hay una parte del presupuesto con el que ayudamos a fundaciones”, expresó Suárez a Los Andes.

Pero las expresiones de Bonarrico ofuscaron al jefe del Poder Ejecutivo, quien dio un giro. Al punto que decidió anular lo que hoy mismo había publicado el Boletín Oficial.

“Saqué el decreto de la baja”, confirmó Suárez, y aseguró: “No tengo diálogo con Bonarrico, quien no forma parte de la mesa política”.

Bonarrico fue hasta que dejó la banca una especie de senador número 22 de Cambia Mendoza. Lo ungieron como vicepresidente segundo de la Cámara Alta y votaba en consonancia con el oficialismo, aunque el Gobierno tenía asegurada la mayoría sin él.

En el decreto 684 , ya suprimido, se señalaba que había un convenio “de colaboración” con la fundación de Bonarrico que tendría una inversión no menor a los $18 millones por parte del Gobierno.

Según la cláusula cuarta de “Compromiso presupuestario” que figura en el anexo, el Gobierno iba a entregar a la fundación “la suma de $9 millones distribuidos en 4 pagos trimestrales de $2,25 millones, comenzando el primer desembolso a partir de la fecha de aprobación del presente decreto” (el 9 de mayo pasado).

Además, establecía que el monto del segundo año “no podrá ser bajo ningún aspecto ser inferior al asignado en el primer año”.

 

Fuente Los Andes

Temas relacionados