Marihuana:España destronó a Holanda en el mundo pero la ley sigue igual que hace 20 años

España tiene algunas de las empresas más destacadas e innovadoras en la marihuana, tanto a nivel europeo como mundial. Sin embargo, las empresas del ramo y millones de consumidores siguen desamparados por una legislación estancada desde hace veinte años, cuando la realidad era muy otra: «Hace tiempo que España sobrepasó a Holanda como líder europeo en la marihuana. Tenemos empresas que serían ejemplares en cualquier otro sector pero son ninguneadas por dedicarse a la maría», me cuenta por teléfono Brais Nieto, fundador de Semillas de Marihuana, una de las empresas señeras de este sector en España.

Empezaremos a contar la historia de la empresa por el final: sí, el confinamiento ha disparado el consumo de marihuana y, efectivamente, el comercio electrónico vive sus mejores momentos, como ya hemos dejado dicho en esta serie de artículos sobre el mundo d.c. (después del coronavirus).

«Las ventas online se han disparado en todos los mercados, estamos vendiendo mucho más que antes del confinamiento, que además ha coincidido con la temporada de plantación, que va de marzo a mayo», me cuenta Brais de Ourense, ciudad donde empezó todo.

Experiencia Natural

Allí, en un local de la Rúa Cabeza de Manzaneda, abrió en 2001 Experiencia Natural, un discreto grow shop en el que «al principio, vendíamos todo tipo de plantas psicoactivas, desde hongos mágicos hasta iboga. Todo natural ,eso sí», matiza Nieto.

Pero la idea inicial fue cambiando con el paso del tiempo hasta centrarse únicamente en las semillas de marihuana y la infinidad de accesorios, de los bongs a los fertilizantes. «Nos dimos cuenta de que nos la estábamos jugando con las setas. Venían chavales muy jóvenes a comprar los kits y vimos que era cuestión de tiempo que tuviéramos problemas con sus padres».

Experiencia Natural mantuvo el nombre pero cambió su esencia: de todas las “plantas maestras” se pasó a solo una: la marihuana. Sin embargo, el cambio más importante estaba por llegar, el salto a internet, que convirtió aquella pequeña tienda de provincias en un escaparate que vendía a medio mundo. «Semillas de Marihuana es relativamente pequeña –se quita importancia su fundador-, porque algunos de nuestros competidores son gigantes que no le hacen ascos a nada, desde la producción hasta la reventa o el dropshippingEs un mundo muy competitivo, nada que ver con la imagen del fumeta relajado», resume Brais Nieto.

Nieto es diseñador gráfico y eso se puede apreciar en la estética de la página, más cuidada que la mayoría de tiendas online de marihuana. «En este sector no se cuida mucho la estética, no. Tal vez se deba a que mucha gente compra únicamente por el precio y parece que les da igual cualquier otra cuestión. Pero yo, como diseñador gráfico no puedo permitir que te duelan los ojos al abrir la página».

Página web de Semillas de Marihuana.

Libertad para María

El sector de la marihuana ha tardado décadas en desprenderse de la estética (y del estigma) del fumeta y de los papelillos con la bandera de Jamaica. Desde hace años, el mercado ha sido tomado al asalto por los tiburones de Wall Street, que vieron una excelente oportunidad de inversión… y han generado una enorme burbuja especulativa en torno a la planta:

«La burbuja existe, o tal vez existió, porque muchas de esas empresas de Canadá y EE.UU. han perdido el 90% de su capitalización bursátil en el último año», explica Brais Nieto. ¿El motivo? Una mezcla de codicia e incompetencia: «Canopy montó un gigantesco monocultivo, que es algo complicadísimo de gestionar, y cometió errores de principiante: tuvo problemas de hongos, fallos en el secado, y en el almacenaje. Se dice que perdieron cuatro cosechas consecutivas y decenas de toneladas de marihuana. Un desastre».

Los americanos, claro, juegan en otra liga. Allí venden cogollos, mientras los actores de aquí tienen que conformarse con las semillas, un producto que si bien deja un notable margen de beneficio, no es para todo el mundo: no todos tienen el tiempo, la paciencia o la habilidad como para cultivar sus propias plantas.

El fundador de Semillas de Marihuana se despide pidiendo la legalización de la marihuana: «Solo puedo estar a favor, independientemente de cómo afecte a mi negocio. Cuando hablamos de uso medicinal, se trata de una cuestión de derechos humanos».

Fuente:huffingtonpost.es

Comentar

comentarios

Temas relacionados