Más de la mitad del Presupuesto mendocino lo aporta la Nación

Desde la Nación llegarán casi $14 mil millones y gran parte de obras públicas proyectadas. La coparticipación es clave .Se profundiza la dependencia mendocina de la Casa Rosada.

El Gobierno nacional apenas tosió y Mendoza casi se enferma de manera terminal: hace unas semanas desde Buenos Aires llegaron $200 millones menos por coparticipación federal de los previstos y la Provincia estuvo al borde de no pagar los aguinaldos este mes.

Esta situación, vivida a finales de 2013, volvió a desnudar un estado de cosas en materia de transferencias de recursos nacionales, que seguramente se repetirá en 2014.

El año próximo, Cristina de Kirchner le pagará a Francisco Pérez más del 50% de los gastos de su Presupuesto y además de su lapicera dependerán casi todas las obras pública de envergadura que se hagan, que Paco pueda cumplir con sus promesas de viviendas, que se mantenga controlado el precio del boleto, que llegue asistencia para pagar los sueldos y que se refinancien las deudas provinciales, entre otras cosas.

En números, el proyecto oficial de Presupuesto 2014 que fue presentado en la Legislatura apuntó ingresos totales por $26.865 millones, de los cuales $13.789 millones corresponden a recursos de origen nacional. El año próximo, si la pauta de gastos se aprueba tal como fue enviada, la presidenta le pagará a Paco el 51,3% de lo que gaste para mantener los servicios en Mendoza.

De esas transferencias, $8.910 millones corresponden a la coparticipación. El resto, a partidas varias entre las que se encuentran $2.298 millones de “aportes del Gobierno nacional” que difícilmente lleguen en su totalidad.

Este año llegaron por ese concepto alrededor de $900 millones (se habían presupuestado casi $2.000 millones) y en 2012 no hubo ninguna transferencia.

Pero más allá de esos fondos que llegarán de manera automática, Pérez dependerá de ella para casi todo el año próximo. Y el gobernador tiene una lista de prioridades para presentarle a la Casa Rosada que trepa a los $4.000 millones.

Ya se sabe que el mendocino planteó un reclamo para que lleguen $250 millones por Adelantos del Tesoro Nacional para hacer frente a los salarios antes de fin de año. Y también que pidió ante el ministro de Economía, Axel Kicillof, casi a coro con el resto de los mandatarios justicialistas, que la Nación vuelva a refinanciar deudas que para Mendoza representan $340 millones el año próximo. Ninguno de estos dos pedidos tuvo curso aun.

Pero Paco tiene su listita personal de pedidos: quiere que desde Buenos Aires le financien el año próximo la tercera trocha del Acceso Sur, que se haga la reparación de las vías del ferrocarril San Martín, que se concrete un fuerte aporte para equipamiento en seguridad y que le paguen lo que a esta altura es un sueño: un gran estadio provincial cubierto para deportes que tenga una capacidad para 14.000 personas, que está proyectado en el predio del estadio Malvinas Argentinas y que tiene un costo de $240 millones.

Por supuesto, al tope de esos pedidos para el año próximo está el dique Los Blancos, a pesar de que la Nación ya no pondrá la plata (estaban previstos $2.200 millones), sino que todo el financiamiento saldrá de aportes que harán las empresas privadas que resultaron adjudicadas.

Las obras y las casas
Para sustentar su plan de viviendas, el Gobierno está aferrado tanto a las promesas de capitales chinos como a los fondos nacionales. El IPV asegura tener acordados $900 millones para hacer casas, provenientes del programa nacional Techo Digno y los aportes provinciales llegarán a $300 millones para el mismo fin.

Se esperan unos $500 millones de fondos de la soja y otro tanto para subsidiar el transporte.

Pero la clave está en las expectativas que hoy Paco pone en la obra pública, con una inversión que roza los $1.000 millones.

Además de agrandar el Acceso Sur, están proyectadas la doble vía a San Juan ($640 millones), los tramos del Paso El Pehuenche ($400 millones) y otro grupo de obras viales que llegan a los $40 millones.

Temas relacionados